Vacheron Constantin y el Louvre crean un reloj único en el mundo

Manufacturar un reloj tiene todo de arte, por eso no es de extrañarse la historia de colaboraciones entre una marca relojera como Vacheron Constantin y uno de los museos más famosos del mundo, el Louvre.

La primera vez que encontraron sus caminos fue en 2016, cuando gracias al mecenazgo de la casa relojera, se restauró La Création du Monde, un reloj del siglo XVIII exhibido en el Louvre.

Y posteriormente en 2019, cuando volvieron a afianzar su colaboraciones con la finalidad de crear proyectos relojeros inspirados en las obras maestras del Louvre. “La idea detrás de la asociación con el Louvre es compartir nuestros valores mutuos de preservación y conservación de nuestros legados, y de búsqueda y amor por la belleza. Estos valores comunes han sido la base de esta asociación”, aseguró Christian Selmoni, director creativo de la maison, en entrevista para Robb Report México.

Hoy, sólo un año después, se vuelven a unir para celebrar la artesanía, la haute horlogerie, el arte y la cultura. Del 1 al 15 de diciembre, el Museo del Louvre y Christie’s, con el apoyo de Drouot, subastaron  un reloj Les Cabinotiers hecho a la medida en un evento denominado Bid For The Louvre, cuyas ganancias servirán para apoyar los proyectos sociales y educativos del museo. El reloj alcanzó un precio final de 280,000 euros y el siguiente paso es que su nuevo dueño, durante una visita privada al museo, podrá elegir la obra de arte que quiere que la manufactura ginebrina reproduzca en la esfera, ya sea con la técnica de esmalte sobre pintura en miniatura o el esmalte grisaille, una proeza nada sencilla, pero que Vacheron Constantin domina con especial maestría. 

El comprador también podrá ir a los talleres de la manufactura para conocer a los diseñadores, los maestros relojeros, los grabadores y esmaltadores para personalizar aún más su reloj, como el material de la caja (platino, oro rosa o blanco) de 40 mm, el grabado y el material y colores de la correa. El reloj estará equipado con el calibre 2460 SC de cuerda automática y al entregarse al comprador estará acompañado de dos certificados de autenticidad, el de Vacheron Constantin y el del Museo del Louvre.

“Estamos orgullosos de participar, junto con otros artistas y Maisons, en esta subasta excepcional organizada por el Louvre y Christie’s en apoyo de los proyectos solidarios del Museo. Nuestro compromiso continuo con el arte y la transmisión del savoir-faire, que se ha expresado junto con el Louvre desde el anuncio de nuestra asociación hace un año, adquiere una importancia aún mayor en un contexto global que es problemático y desafiante en más de un sentido. Subastar un reloj Les Cabinotiers basado en una obra maestra, un modelo único y personalizado de acuerdo con los deseos del adquirente, simboliza la identidad de nuestra Maison y su misión de promover el intercambio de cultura y emociones”, dijo Louis Ferla, CEO de Vacheron Constantin respecto a esta colaboración.

Ahora sólo restará ver cómo queda la pieza final.

Pixel Pixel