Uno de los primeros Rolex Submariner será subastado y hasta James Bond lo quiere comprar

Allá por los lejanos años cincuenta, el Rolex Submariner salía a la superficie del mercado como el primer reloj comercial que se podía sumergir 100 metro en el agua.

Y es que resultó que el director de la casa relojera, Rene-Paul Jeanerret, era un buzo amateur, amigo ni más ni menos que del legendario explorador Jacques Cousteau, que convenció a Hans Wilsdorf, presidente de la empresa, de que era el momento de invertir en un reloj hecho específicamente para buzos.

Después de eso, todo ha sido «nadar de a muertito» para este guardatiempo que se ha convertido en un icono de la relojería contemporánea, que se hiciera famoso en el cine como el reloj de James Bond y que se ha venido adaptando a los nuevos tiempos, sin que por ello cambie su esencia.

Rolex Submariner a subasta

Uno de los primeros modelos de este icónico Rolex Submariner que data de 1955 pasará bajo el martillo este fin de semana en The Geneva Watch Auction XIII de Phillip´s, pieza que seguramente se convertirá en el objeto de deseo de los coleccionistas y fanáticos de la marca.

Presenta una caja de acero inoxidable de 37 mm coronada por un bisel sin hash. A pesar de tener 66 años, está en impecable estado. Sus gruesos tacos y bisel apenas muestran signos de desgaste. Sin embargo, lo más impresionante es lo vibrantes que siguen siendo la esfera y la impresión dorada, todas estas décadas después. 

El dial también presenta un pequeño detalle que rara vez se ve en otros Rolex Submariner: una clasificación de profundidad representada en escritura roja y sin anotar metros o pies (dice 100/330 en lugar de 100 m / 330 pies). 

Los únicos ejemplos de la referencia con este detalle se hicieron en 1955, por lo que es especialmente deseable entre los coleccionistas.

«Realmente ves el ADN del Submariner que conocemos hoy», dice la especialista en relojes de Phillips, Tiffany To, en un video sobre el reloj. 

Este raro y antiguo Rolex Submariner saldrá a subasta hasta el fin de semana, aunque ya se pueden hacer pujas anticipadas a través de la página web de Phillips.

La casa de subastas espera que el reloj alcance un valor entre los 54,000 y 109,000 dólares. Si se lo pierde, no se preocupe: habrá muchos otros Rolex ultra exclusivos entre los que elegir en la subasta.

Pixel