¿Sabías que el diamante más grande del mundo está montado en el cetro de la Reina Isabel II?

La muerte de la reina Isabel II, la semana pasada, ha planteado dudas sobre la propiedad del diamante más grande del mundo de corte claro.

La Gran Estrella de África, también conocida como Cullinan I, está montada actualmente en el cetro real de la difunta soberana, pero originalmente proviene de Sudáfrica.

El diamante de 530 quilates fue presentado al rey Eduardo VII en 1907, dos años después de que fuera descubierto en una mina privada en Cullinan.

Reina Isabel
Getty

Muchos sudafricanos ven la adquisición de la joya por parte de Gran Bretaña como ilegítima y están pidiendo a la familia real británica que la devuelva al país, según informó CNN .

“El Diamante Cullinan debe ser devuelto a Sudáfrica con efecto inmediato”, dijo el activista Thanduxolo Sabelo a los medios locales. “Los minerales de nuestro país y de otros países continúan beneficiando a Gran Bretaña a expensas de nuestro pueblo.”

El diamante más grande del mundo en el cetro de la Reina Isabel II

Según Royal Collection Trust, el diamante más grande del mundo de corte claro, original, tenía el tamaño de un corazón humano y pesaba alrededor de 3,106 quilates.

Fue enviado a Asscher de Amsterdam en 1908 y cortado en nueve piedras grandes y 96 piezas más pequeñas.

De acuerdo con Royal Asscher, el diamante más grande fue comprado por el gobierno de Transvaal de Sudáfrica mientras estaba bajo el dominio británico y se la presentó al rey Eduardo VII como regalo de cumpleaños.

Posteriormente se colocó en el cetro del rey. La segunda piedra tallada más grande, conocida como la Estrella Menor de África, se montó en la Corona Imperial.

Reina Isabel
Un minero sostiene el diamante Cullinan poco después de que lo encontraran. Hulton Deutsch/Getty

El profesor de política africana de la Universidad de Sudáfrica, Everisto Benyera, rechaza esa narrativa y argumenta que “las transacciones coloniales son ilegítimas e inmorales”.

“Nuestra narrativa es que todos los gobiernos de Transvaal y la Unión de Sudáfrica y los sindicatos mineros concomitantes eran ilegales”, dijo Benyera a CNN. “Recibir un diamante robado no exonera al receptor”.

La muerte de la Reina Isabel II, la monarca con más años de servicio en Gran Bretaña, ha provocado conversaciones sobre el colonialismo y la forma en que ha afectado a diferentes países.

El miembro del parlamento sudafricano, Vuyolwethu Zungula, instó a su país a “exigir reparaciones por todo el daño causado por Gran Bretaña” y “exigir la devolución de todo el oro y los diamantes robados por Gran Bretaña”.

Más de 6.000 personas han firmado una petición para que la Gran Estrella de África sea devuelta y exhibida en un museo sudafricano.

Nota publicada previamente por RACHEL CORMACK en Robb Report US

Pixel Pixel