Royal Oak Automático 34mm en cerámica negra: tecnología avanzada y artesanía tradicional

El Royal Oak Automático de 34mm en cerámica negra de Audemars Piguet es un reloj robusto y sofisticado que combina un material exquisito con la técnica inigualable de la casa relojera suiza. Es el primer Royal Oak Automático para muñecas más pequeñas que está elaborado íntegramente en cerámica negra. Tiene detalles en oro rosa para lograr un refinado contraste bicolor. 

Audemars Piguet
Fotos: Audemars Piguet

Estética sin igual 

La característica belleza que se logra en un reloj con la cerámica negra tiene mucho que ver con la técnica que se usa para manipularla. Se involucra mucha complejidad en los procedimientos de fabricación y acabados manuales. Al ser un material introducido por primera vez en modelos más pequeños se ha adaptado para las dimensiones con proporciones, códigos estéticos y técnicas de acabado personalizadas para esta versión del Royal Oak. 

Audemars Piguet

Desde el inicio

Para conseguir este material tan rico y elegante se mezcla polvo de óxido de zirconio (ZrO2) con un contenido aglutinante especial y pasa por un procedimiento industrial con varias fases de mecanizado de alta precisión. Se le añaden unos pigmentos colorantes que se sintetizan a más de 1400ºC. Después se somete a un proceso de pulido y satinado y así se obtiene el color y acabado final.

Audemars Piguet

Es un material perfecto para crear relojes gracias a que es ligero, extremadamente resistente e irrayable. Se encarga de proteger el movimiento como una armadura y el detallado acabado a mano embellece la caja y el brazalete con un juego de luz cambiante. De ahí lo especial de este reloj. La intensidad de la cerámica contrasta con los relucientes detalles de oro rosa. Tiene ocho tornillos hexagonales en una estructura de oro rosa de 18 quilates que fijan el bisel a la caja para darle una sutil pincelada de color. Cada uno está hecho a mano con extremo cuidado y una técnica precisa. 

La elegancia del Royal Oak 

Una peculiar esfera “Grande Tapisserie” con un diseño de técnica ancestral que hoy ya no se enseña en las escuelas de relojería. Un tallado con una máquina de los 70 que reproduce un patrón al mismo tiempo que recorta siluetas de rombos para seguir una trama semejante a un tapiz. Es necesaria una destreza y precisión infalible. 

Audemars Piguet

Su movimiento automático, calibre 5800, ofrece 50 horas de reserva de marcha y hermeticidad hasta 50 metros bajo el agua. Tiene un fondo de cristal de zafiro de titanio que deja ver una parte del funcionamiento interno. Cuenta con agujas Royal Oak en oro rosa con revestimiento luminiscente, un brazalete de cerámica con hebilla desplegable, horas, minutos, segundero central y fecha. Es una obra de arte por donde lo mires. 

El Royal Oak Automático de 34mm de cerámica negra sienta las bases de los relojes mecánicos multifacéticos para muñecas más pequeñas. Es una combinación de materiales de alta tecnología, elegancia atemporal y versatilidad natural. Un reloj que cautiva con su belleza imponente, astuta y delicada. 

Descubre más de este Royal Oak y todos los modelos de Audemars Piguet en: www.audemarspiguet.com

Pixel