Crazy Hours, la complicación perfecta para disfrutar del Rally Maya 2020

Franck-Muller-Rally-Maya-2020

Franck Muller, la firma relojera con más de 25 años de historia tendrá una participación única en la séptima edición del Rally Maya México 2020 con una pieza exclusiva para el mercado mexicano. Se trata de únicamente 60 unidades del “Maestro de las Complicaciones”: Crazy Hours.

Esta colección se enorgullece por ser la primera del mundo que fusiona lo mejor de caja Tonneau de 44mm de la colección Vanguard Racing con lo mejor de la complicación de horas saltantes de Franck Muller. Crazy Hours palpita al ritmo de un calibre FM 2800 CH y cuenta con la capacidad de 48 horas de reserva de marcha.

A primera vista podrás notar que los numerales trazados a mano se encuentran desordenados y que el número 8 resalta por estar situado a las 12, este tiene una razón de ser, y es que representa el logo del Rally Maya, el cual simboliza una serpiente en un viaje místico, su cuerpo formado por plumas maraca un viaje infinito por el tiempo.

Pero, ¿qué tan difícil es leer la hora? La respuesta es sencilla, esta complicación destaca por sus agujas que saltan para señalar el numeral correcto de la hora, mientras que la aguja de los minutos sigue su camino infinito para completar los tradicionales 60 minutos.

Al centro del reloj podrás encontrar una pieza inspirada en los autos vintage, se trata de un contador que cuenta con el diseño de un tacómetro, mientras que en el bisel podrás encontrar a detalle los números maya, de este modo Franck Muller combina lo mejor de la alta relojería suiza con la cultura maya.

Ahora que ya conoces el reloj oficial del Rally Maya 2020 podrás disfrutar de esta competencia que se lleva a cabo del 16 al 24 de mayo en un recorrido único a través de la península de Yucatán y la Riviera Maya. Más de 100 tripulaciones procedentes de todo el mundo conducirán autos con más de 40 años de antigüedad y con un 90 por ciento de las piezas originales, de este modo los pilotos y copilotos demostrarán su habilidad tras el volante.

Pixel Pixel