Panerai abre en Nueva York su boutique más grande en todo el mundo

En el corazón de Nueva York, reflejando la vitalidad y el dinamismo de la ciudad abrió sus puertas Casa Panerai, una boutique en donde ser amante de la alta relojería es una experiencia incomparable.

La tienda insignia del relojero es también la más grande en todo el mundo, que encontró en Nueva York el destino perfecto para destacar aún más en el mercado de la alta relojería de lujo.  

Hogar de grandes colecciones de relojes, desde los más antiguos a los modernos, Casa Panerai da pistas desde el exterior de lo que te espera una vez que cruces las enormes puertas de vidrio.

Con más de 600 metros cuadrados de extensión y dos pisos de altura, la boutique es completamente de vidrio lo que permite una vista impresionante del interior. Sin necesidad de entrar, los transeúntes podrán vislumbrar lo que hay al interior mientras caminan.

Lo primero con lo que se encuentran los visitantes una vez que cruzan las puertas es una pantalla de video LED de dos pisos que muestra imágenes que profundizan en la conexión que tiene la marca con el mundo acuático y la aventura.

Otro enorme detalle es un audaz reloj Panerai verde que comprende la pared principal superior que da hacia la calle.

Visualmente el espacio es impresionante, con paredes de ladrillos y vistas a detalles significativos para el relojero que se presentan como una exposición. Todo está repleto de mostradores y mesas de mármol, pisos en el mismo material y algunas vitrinas de madera.

Desde ahí se pueden apreciar algunas reproducciones de mecanismos, así como colecciones de piezas modernas y otras históricas, todo para el deleite de los visitantes que pueden disfrutar de esta experiencia junto a un representante Panerai que resolverá todas sus dudas.

Otro espacio en la parte trasera funge como otra boutique en la que la decoración cambia y está destinado a exhibir los relojes Panerai Luminor Due.

La amplia escalera de caracol que lleva hacia el segundo piso se mejoró al agregar peldaños de madera y pasamanos delicadamente detallados, de hecho, la madera se diseñó para emular la cubierta del mítico barco de la Maison, Eilean.

Panerai celebra la llegada de la boutique

Por supuesto ninguna apertura como esta podría llegar sin estar acompañado de un reloj nuevo. Tal es el caso del Radiomir Tourbillon Bronzo, el cual rinde homenaje a la Maison a través de su artesanía, innovación y perfección.

El reloj tiene una caja de bronce con aspecto vintage creada a través del proceso de oxidación natural, un detalle que permite que cada pieza sea única. Se completa con una correa de piel de becerro en marrón y una corona con forma de cono.

El tourbillon de 45 mm cuenta con una jaula que gira cada 30 segundos en lugar de un minuto convencional a lo largo de un eje perpendicular. El corazón del reloj es un calibre P.2015/T visible a través del cristal de zafiro que le dan una reserva de marcha de 4 días.

Pixel Pixel