Oris tiene el reloj que pondrá el nombre de México en todo lo alto

Desde 1910, Oris ha hecho relojes para pilotos pioneros. En sus archivos conservan catálogos que muestran piezas de bolsillo con cajas decoradas con aviones al estilo Blériot.

Fue justamente la aviación la que empujó a la marca a desarrollar su primer reloj de muñeca en 1917, y luego en 1938, el Big Crown, un emblemático guardatiempo que presentaba una corona más grande de lo común para que pudiera ser manipulada por los pilotos que debían usar guantes.

Fotos: Oris

Desde entonces, dicho modelo ha estado en constante producción y evolución hasta convertirse en una pieza insignia, alimentando la reputación de Oris como el creador del reloj herramienta ultra confiable y ultra preciso para gente aventurera.

Un Oris Big Crown que rinde homenaje a México

Hoy en día Oris México anuncia una variante muy nacionalista de este reloj tan representativo para la marca, la cual constituye, además, la primera colaboración con el Colegio de Pilotos Aviadores de México, en celebración de su 75 aniversario. Se trata, por supuesto, de una edición limitada a 75 piezas únicamente.

La pieza muestra una carátula azul con el logotipo recientemente actualizado en color blanco, impreso y en el reverso de la caja, el logotipo histórico del Colegio. La correa viene en color azul en Ventile, a juego con el color de la carátula. Adicional a esto, el exclusivo reloj muestra un  broche desplegable, patentado por Oris, que simula el cinturón de seguridad de un avión.

Unir nuestra historia con la del Colegio de Pilotos y Aviadores en México es muy significativo para ambos. “Nuestra historia, nuestros orígenes, son la base sobre la que construimos el futuro, de ahí su importancia, y nos sentimos orgullosos de ella, del  aprendizaje adquirido y de lo que legaremos”, dice el legado del Colegio. La edición limitada a 75 relojes podrá ser adquirida en los minoristas autorizados por Oris.

Pixel