Lo que debes saber sobre el reloj favorito de James Bond

Compartir

La hermeticidad en un reloj no debe ser tomada a la ligera. Lo cierto es que sólo las mejores casas relojeras logran concretar la hazaña de crear un guardatiempos que realmente pueda sumergirse a varios metros.

Relacionada: Ryan Gosling llega a la Luna con un Omega

Lo común para ciertas piezas suelen ser 30 o 50 metros, éstas pueden sobrevivir a una ducha o, bien, nadar en tu infinity pool favorita -pero no demasiado-. Cuando un reloj rebasa ese nivel de resistencia al agua, estamos hablando de grandes ligas de la relojería.

Existe un reloj que puede sumergirse hasta 300 metros de profundidad. Para llevar esta distinción grabada en la parte trasera de su caja la casa que lo realiza debe cumplir con especificaciones exhaustivas.

La pieza que puede llegar a tales profundidades del océano es una leyenda desde 1993 y ha sido rejuvenecida para continuar enalteciendo las muñecas de gentlemans amantes del mundo submarino.

El reloj de un espía

Y aunque ha sido probado por nadadores y buzos profesionales, este icónico guardatiempos no sólo fue hecho para el diving y expertos del mismo. Hay un personaje que puede rendir testimonio de la calidad y excelencia de este reloj.

OMEGA1 1024x683 - Lo que debes saber sobre el reloj favorito de James Bond

A este punto te preguntarás, ¿de qué reloj hablamos y qué personaje lo ha llevado? El Seamaster Diver 300 M de OMEGA ha avalado su hermeticidad en la muñeca de James Bond desde 1995 en la cinta GoldenEye.

En aquel entonces, el guardatiempos del Agente 007, fue seleccionado por la vestuarista Lindy Hemming, quien estaba convencida de que el Seamaster era la pieza perfecta para un “gentleman discreto” como James Bond.

Más adelante, en Casino Royale pudimos ver cómo el Seamaster Diver 300 M podía descender sin dificultad en las aguas de Las Bahamas, pero en 2018, la firma suiza logró que Daniel Craig nadara en traje con su reloj preferido.

El actor británico se ha convertido en el rostro del poderoso reloj del océano. La pieza tiene todo para ser la favorita de un espía: una válvula de escape de helio, bisel giratorio unidireccional, luminiscencia en sus manecillas e índices para una lectura clara bajo el agua -cualidades que forzosamente debe cumplir un guardatiempos para ser considerado un reloj de buceo profesional-.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aunque es una pieza perfecta para el buceo, lo cierto es que sus diferentes estilos en acero inoxidable y oro de 18 quilates, convierten al Seamaster Diver 300 M en un reloj que puedes usar para todos los días. Es un ejemplar elegante que bien puedes combinar como el Agente 007.

Relacionada: ¿Eres fan de James Bond? Conoce estos 10 relojes del Agente 007

Ahora ya sabes que el reloj favorito de James Bond no sólo es sinónimo de buen gusto, también es extraordinario gracias a sus cualidades herméticas, mismas que comprueban el know-how y tecnología de punta de su casa relojera de origen.

omegawatches.com