En honor a Pascua, te presentamos diez extravagantes huevos Fabergé

El Imperio Ruso dio al mundo algunos de los monarcas más poderosos y ricos de su historia. Hasta la Revolución rusa en 1917, los zares gozaron de lujos y riquezas que pocas personas pueden experimentar en su vida.

En 1885, el Emperador Alejandro III comisionó al joyero Peter Carl Fabergé un excéntrico huevo hecho de materiales preciosos que sería el regalo de pascua de su esposa, la emperatriz Maria Feodorovna. Desde aquel entonces la tradición de regalar huevos Fabergé entre la Familia Real permaneció hasta 1917. Se crearon diez huevos entre 1885 y 1893 durante el reinado de Alejandro III y 40 durante el reinado de su hijo, Nicolás II.

Relacionada: El Imperial Egg de Fabergé se reúne con su autómata original

Estos son algunos de los huevos Fabergé más extravagantes producidos durante las últimas décadas del Imperio Ruso:

El huevo gallina (1885)

hen2 - En honor a Pascua, te presentamos diez extravagantes huevos Fabergé

Foto: Forbes Collection

El primer huevo Fabergé. La pieza tenía una cascarón que se abría para revelar una yema de oro puro. Dentro de este se encontraba una gallina del mismo material que tenía una réplica ahora perdida de la Corona Imperial con un rubí pendiente que costaba más que todo el resto del huevo.

El huevo en memoria de Azov (1891) 

dff5729a4c160b95aca579a84135905f - En honor a Pascua, te presentamos diez extravagantes huevos Fabergé

Foto: Armoury Museum

Este huevo está inspirado en Azov, un antiguo navío de guerra ruso. La pieza está esculpida de una gema jaspe y decorada con el estilo rococó de Luis XV. El huevo cuenta con detalles de diamante, oro y rubí. En el interior del huevo se encuentra una réplica exacta de Azov hecho con oro y platino. 

El huevo de coronación (1897)

hc02 - En honor a Pascua, te presentamos diez extravagantes huevos Fabergé

Foto: Forbes Collection

Uno de los huevos más icónicos de Fabergé. Este fue presentado a Nicolas II y su esposa, la emperatriz Feodorovna como un recuerdo de su entrada a Moscú el día de su coronación. La parte exterior está hecha de oro multicolor y adornada con águilas de dos cabezas fijadas con diamantes. El diseño hace referencia a la capa que la emperatriz usó en la Ceremonia.

El huevo de lirios del valle  (1898)

vliily1 - En honor a Pascua, te presentamos diez extravagantes huevos Fabergé

Foto: Forbes Collection

Este huevo rosado inspirado por el Art Nouveau está repleto de perlas y diamantes que hacen alegoría a lirios, la flor favorita de la Emperatriz. La sorpresa de este huevo eran dos figurillas de las hijas mayores de los zares que aparecían al girar una de las perlas.

El huevo del ferrocarril trans-siberiano (1900)

faberge egg trans siberian - En honor a Pascua, te presentamos diez extravagantes huevos Fabergé

Foto: Forbes Collection

Un huevo de plata cubierto por una tapa decorada con esmalte verde. El borde de la tapa está decorada con hojas de acanto y un águila heráldica con tres lados de plata y oro. Un mapa de Rusia está gravado en la parte metálica alrededor del huevo. En el interior del huevo se encuentra una réplica en miniatura del Trans-Siberian Express.

El huevo del Palacio Gatchina (1901)

image1 - En honor a Pascua, te presentamos diez extravagantes huevos Fabergé

Foto: Forbes Collection

Este huevo de oro cuenta con detalles pintados en los cuales se aprecian diseños de hojas, flores y moños. El huevo está separado en doce paneles divididos por líneas de perlas. Cuando el interior de terciopelo se abre aparece un modelo del Palacio de Gatchina, fiel hasta el más íntimo detalle. 

El huevo del Kremlin de Moscú (1906)

peter carl faberge the moscow kremlin egg 1906 trivium art history - En honor a Pascua, te presentamos diez extravagantes huevos Fabergé

Foto: Forbes Collection

 

Esta es la pieza más alta de todas. El huevo representa la Catedral de Uspenski, donde los zares eran coronados. Las paredes del Kremlin están modeladas con oro rojo y los techos están decorados con esmalte traslúcido verde. A través de las ventanas de cristal se puede apreciar una representación precisa del interior de la catedral.

El huevo de laurel (1911)

BayTree - En honor a Pascua, te presentamos diez extravagantes huevos Fabergé

Foto: Forbes Collection

Este huevo fue un regalo de Nicolás II para su madre, la emperatriz Maria Feodorovna. La pieza está inspirada por los pájaros cantarines autómatas franceses del siglo 18. En el árbol se encuentran 25 diamantes, 20 rubiés, 53 perlas y 219 diamantes. El huevo igualmente cuenta con un pequeño pájaro mecánico que sale, mueve sus alas y canta.

El huevo de invierno (1913)

winter - En honor a Pascua, te presentamos diez extravagantes huevos Fabergé

Foto: Forbes Collection

El huevo se encuentra suspendido en una base de cristal que asemeja a un cubo de hielo derritiéndose. Los detalles de diamantes que se aprecian están montados en platino. El huevo se abre para mostrar una canasta hecha enteramente de platino, donde los zares colocaban flores para decorarle.

Relacionado: Visionnaire de Fabergé, una colección que exuda innovación y elegancia

El huevo azul de la constelación Tsesarevich (1917)

00039cdt - En honor a Pascua, te presentamos diez extravagantes huevos Fabergé

Foto: Fersman Mineralogical Museum

Este último huevo Imperial Fabergé, que tomaba inspiración de las noches estrelladas en Rusia, nunca pudo ser terminado a causa de la Revolución. El huevo estaba hecho de cristal azul oscuro, diamante y probablemente se iba a utilizar plata. La base de nube está hecha de cristal opaco.

Escrito por Patricio Padilla, becario de Robb Report México. 

Pixel