El nuevo Montblanc 1858 Geosphere edición limitada es la pieza insuperable de relojería

En 2004 el alpinista, explorador y escritor italiano Reinhold Messner atravesó los 2,000 kilómetros del desierto del Gobi; el mayor desierto de Asia que se extiende entre China y Mongolia. Esta expedición convirtió a Messner en la primer persona en lograr esta hazaña. Conquistó el desierto en solitario y sin ningún tipo de soporte logístico. El Gobi es una combinación de arena y roca desnuda, Reinhold se enfrentó no solo a su clima extremo y dificultad física para cruzar, también fue una batalla mental y un acto de profunda perseverancia. El perfil de Reinhold Messner, su vida apasionante, voluntad inquebrantable y su dirección al éxito es una imagen que encaja perfecto con Montblanc. La marca rinde homenaje a aquellos que siguen su vocación y son una fuente de inspiración, de ahí que el reloj Montblanc 1858 Geosphere llegue al desierto. 

Con el espíritu explorador a flor de piel Montblanc se concentró en una reinterpretación de los cronógrafos profesionales Minerva de 1920 y 1930. Relojes concebidos para el uso militar y la exploración, que sirvieron como inspiración para la creación y diseño del Montblanc 1858 Geosphere Edición Limitada. 

Toda una aventura a tu alcance

El reloj tiene una gama de colores que remiten a los paisajes del desierto. Cuenta con dos globos giratorios y abombados de hemisferios con una complicación propia de la marca con todas las zonas horarias. Su paleta de colores rocosos combina armoniosamente en una caja de bronce micropulida con arena con un grabado especial al reverso. Tiene un bisel cerámico bidireccional en marrón brillante, una esfera lacada y una correa a juego de piel de becerro Sfumato. 

El reverso de la caja tiene un grabado único de los “acantilados llameantes”, que fueron parte de la ruta de Messner por el norte de Asia. También muestra una rosa de los vientos con una decoración inspirada en ornamentos mongoles tradicionales. 

Precisión y manufactura en su punto 

El reverso del reloj se utilizó para representar el desierto con una técnica muy especial en tres dimensiones para darle profundidad y realismo. Primero estructuran el metal de titanio con láser, después se le aplica un acabado también con láser (mate o brillante) y por último pasa a la fase de coloración. La legibilidad es excelente gracias a su indicador de día/noche, tiene agujas tipo catedral, índices, indicaciones de brújula y globos de hemisferio revestidos con Super-LumiNova® beige aplicada a mano. La esfera tiene una gradación de colores que van del marrón ahumado al beige para armonizar con toda la pieza y el acabado lacado le da el toque final al diseño de este ambicioso reloj.

El Montblanc 1858 Geosphere Edición Limitada a 1858 piezas tiene un calibre automático de manufactura MB 29.25 con complicación de manufactura y movimiento mecánico con cuerda automática con todas las zonas horarias. Muestra los dos hemisferios para darle al usuario una manera instintiva de leer las diferentes zonas horarias. Además, es muy fácil de configurar. Su correa de piel con costuras en beige le da un estilo vintage que resuena con toda la estética de la pieza. 

Sin duda el Montblanc 1858 Geosphere es prueba irrefutable de innovación y calidad insuperable de la casa relojera suiza. Su especialidad en relojes profesionales de altísima precisión se confirma una vez más con este reloj de lujo que es sinónimo de excelencia y buen gusto. 

Descubre más del Montblanc 1858 Geosphere Edición Limitada a 1858 piezas aquí:

https://www.montblanc.com.mx/reloj-1858-geosphere-128504/p

Pixel