Conoce la última irreverencia de H. Moser: el Swiss Alp Watch Final Upgrade

H. Moser, los relojeros con sede en Schaffhausen, acaban de presentar la última versión de su saga Swiss Alp Watch que añade Final Upgrade a su denominación y con sólo 50 unidades para usuarios y coleccionistas.

El H. Moser Swiss Alp Watch Final Upgrade es un clon a la inversa del smartwatch más conocido y deseado en la actualidad.

Aquí no cuenta la versión Hermès del iWatch, sino que este es un H. Moser Swiss Alp Watch que continúa la tradición de la marca de alta relojería de diseñar piezas raras y cuesta aproximadamente 100 veces el precio del original.

Aparece disponible por 30,800 dólares y la historia de este Swiss Alp Watch comienza en 2016 cuando apareció por primera vez el reloj inteligente de la marca de la manzana mordida.

H. Moser Swiss Alp Watch Final Upgrade, solo 50 piezas

El plan de H. Moser fue una humorada a los sonidos y prestaciones del reloj original, pero destacando su diseño, al revelar una versión de haute horlogerie.

El reloj, que puede reservarse a través de la web de H. Moser, tiene una esfera rectangular similar a la del gigante tecnológico, pintada en Vantablack.

Recordamos que éste el famoso pigmento propiedad de Anish Kapoor que puede absorber hasta un 99,965% de la luz visible, que crea la ilusión de las manecillas ‘flotando’ sobre la ‘pantalla de píxeles’.

Por supuesto que el motto Final Upgrade, tiene una justificación debido a que este es el reloj final de la línea de guardatiempos de alta gama y trae todo un mensaje.

La campaña del pseudo-reloj inteligente también replica la comunicación de la marca con sede en Cupertino.

El punto es que H. Moser adopta el minimalismo una vez más y como una característica del análogo destaca que con su Swiss Alp Watch “no se requieren actualizaciones, no hay funciones innecesarias, no hay notificaciones molestas, solo el único recordatorio que el realmente necesitas: desconectarte de todo el ruido y apreciar todos y cada uno de tus momentos».

A pesar de la apariencia digital, es de pulso mecánico y cuenta con un movimiento de fabricación in house de la marca, que brinda una reserva de marcha de 96 horas.

Es precisamente un módulo HMC 324 de cuerda manual, sumergible a 3 atmósferas y diseñado específicamente para relojes rectangulares, que funciona a 18,000 vph.

Cuenta con un un indicador de reserva de energía en el lado del movimiento, lo que mantiene despejada la esfera del reloj que solo muestra el segundero con la singular forma de los dispositivos digitales.

La caja es de acero inoxidable pavonado en negro y viene con correa de cocodrilo negra que da el toque preciso de estilo a una pieza que se vislumbra moderna y clásica a la vez.

Pixel