Comprar el nuevo reloj de Pharrell Williams y Richard Mille te costará lo mismo que ir a Marte

No es una novedad que Pharrell Williams sea un ávido fanático de Richard Mille, prueba de ellos son las piezas que ha lucido en su muñeca en varias ocasiones, obviamente el siguiente paso de esta relación era una colaboración y el resultado es de otro planeta.

‘Universal’ es probablemente el adjetivo que mejor describe a Williams y es que desde niño sentía un vínculo especial por el universo y una fascinación por el cosmos que emanan espiritualidad y su búsqueda de la plenitud.

La mente creativa de Pharrell Williams ha escrito y producido grandes éxitos, formado colaboraciones con marcas como Adidas y Chanel ahora se adentra al mundo de la relojería de la mano de Richard Mille con una pieza que supuso una aventura inédita y que culminó en un tourbillon original con una increíble técnica.

Calibre RM52-05

La placa base que se encarga del movimiento está mecanizada con Titanio Grado 5 que también se utilizó en el transbordador espacial, así como en la industria aeronáutica y automovilística. El titanio grado 5 es una aleación biocompatible con excelentes propiedades mecánicas que ofrecen gran resistencia a la corrosión y una notable solidez que optimiza el funcionamiento del tren de engranaje.

La platina del movimiento tiene incrustaciones de vidrio de aventurina azul centelleante que evocan el espacio y el corazón del calibre RM52-02 se encuentra lo que simboliza los confines del universo y sus estrellas.  La característica principal del reloj es una cabeza de astronauta en el lado de la esfera en la que también se encuentra una representación de Marte en rojo y oro.

El reloj tiene un barrilete de rotación rápida que reduce significativamente el fenómeno de adherencia interna mejorando el rendimiento, eso significa una vuelta cada 6 horas en vez de cada 7.5 horas.

«Crear consiste en cambiar la perspectiva desde la que miramos las cosas. Esa es realmente la única diferencia y con el RM 52-05 hemos visto a Marte desde un ángulo diferente, un punto de vista inesperado en primera persona».

Para tener unas de estas piezas tendrás que ser más rápido que la luz porque solo se han fabricado 30, eso y tener casi 900 mil libras.

Pixel Pixel