Bvlgari brilla en Milán con la presentación de su nueva colección de alta joyería «Magnifica»

La capital de la moda italiana, Milán, fue el escenario elegido por Bvlgari para albergar el fastuoso show de presentación de su colección de alta joyería, «Magnifica».

Oficialmente develada durante el evento del joyero romano, presentado por primera vez el 3 y 4 de junio, “Magnifica” se convirtió en el protagonista de un show filmado en una de las locaciones más icónicas de Milán, la Galleria Vittorio Emanuele II. Mismo que se ha transmitido, a través de la página de Bvlgari y sus redes sociales.

Cómo fue la presentación de Magnifica

Inspirado por el prominente rol de Milán en la escena internacional de teatro, el show de Alta Joyería fue filmado por el emergente director italiano Tommaso Ottomano, en colaboración con AMO/ Ellen van Loon y Giulio Margheri.

Hablamos de una celebración de la magnificencia italiana, que fue presentada por el artista clásico más exitoso de todos los tiempos, el legendario tenor Andrea Bocelli mediante una interpretación única, en italiano, de El Himno a la Alegría de Beethoven, dirigida por la internacionalmente aclamada Directora de Orquesta Beatrice Venezi.

Asimismo, destacó en la pasarela la presencia de un destacado grupo de supermodelos: Lily Aldridge, Vittoria Ceretti, He Cong, Blesnya Minher y Solange Smith.

A través del lente de espectadores de un concierto de ópera mirando por las ventanas de los asombrosos edificios dentro de la Galleria Vittorio Emanuele II, las modelos son capturadas interactuando misteriosamente con un modelo arquitectónico.

Las bellezas de Bvlgari lucieron algunas de las creaciones multimillonarias más increíbles de la Alta Joyería Magnifica, que van desde el collar Imperial Spinel que revela una espinela de 131.21 quilates, la cuarta más grande conocida en el mundo, hasta el collar Mediterranean Queen, que muestra cinco excepcionales tallas de cojín ovaladas. Turmalinas Paraiba, con un peso aproximado de 500 quilates, yuxtapuestas a esmeraldas cabujón y diamantes.

De este modo, mediante la manipulación de la escala y el tiempo, el espectáculo crea un encuentro que se refuerza mutuamente entre el esplendor de la joyería fina y la arquitectura eterna, compuesto con una dramática y solemne vibra e inyectado con el sentido de audacia de Bvlgari, así como por la ironía por excelencia y la actitud sin complejos de la marca.

Pixel