Breitling vuela alto con «Super AVI», su nueva colección que homenajea la historia de la aviación

Siempre vinculada a la historia de la aviación, Breitling sabe que un reloj es perfectamente compatible con las alturas. La firma que participó en la creación cronómetros precisos para las primeras aeronaves y pilotos, sigue mantenido su entusiasmo por los vuelos y este año regresa con una serie de relojes llamada Breitling Super AVI, que están inspirados en su reloj aviador «Co-Pilot» de 1953 y en un cuarteto de aviones de combate.

Sin duda, se trata de la colección ideal para todo amante de la aeronaútica y la manufactura artesanal de la firma.

Breitling, haciendo historia desde lo más alto

Desde la década de 1930, Breitling labró su prestigio en el mundo de la relojería y la aviación, desde que su Departamento de Aviación Huit ideó los primeros relojes de precisión de cabina dedicados a la aeronáutica.

20 años después, en 1953, la firma volvió a destacar con otra novedosa pieza, llamada «Co-Pilot» Ref. 765 AVI, creada para acompañar a los pilotos pero ahora desde su muñeca.

breitling super AVI

Dicha pieza, además de convertirse en un clásico de la marca, ha fungido como fuente de inspiración para los relojes más actuales como el AVI Ref. 765 1953 Re-Edition lanzado en 2020, y la nueva colección Breitling Super AVI.

Super AVI, un homenaje que inspira a seguir volando

Con esta nueva línea, Breitling celebra casi un siglo de relojes aviadores, por lo que una pieza no era suficiente y ha decidido lanzar 5 versiones que están acompañados de nuevos detalles de estética vintage en su diseño, obtenidos de cuatro aviones legendarios en la historia de la aviación.

Así, por ejemplo, se rinde homenaje al mejor caza multiusos de su época con el Super AVI P51 Mustang, disponible en dos versiones bien diferenciadas: una con caja de acero inoxidable, esfera negra y correa de piel marrón dorado, y la otra de oro rojo de 18K con esfera antracita y correa de piel negra.

Con esfera y contadores de cronógrafo en color azul, acompañados de una correa de piel negra que retoma elementos de la característica librea del Vought F4U Corsair, aparece en la colección el Super AVI Tribute to Vought F4U Corsair.

Por su parte, el Super AVI Curtiss Warhawk se muesta con una esfera verde oliva, sus contadores de cronógrafo blancos en contraste y con toques rojos. Recupera las célebres fauces de tiburón que adornaban el morro de la aeronave y fueron su seña de identidad.

En el Super AVI Mosquito, el bisel de cerámica negra con combinación de pulido y cepillado satinado va acompañado de esfera negra con contadores de cronógrafo blancos en contraste. Sus elementos en rojo y naranja recuerdan las escarapelas e insignias presentes en aquel versátil avión apodado «The Wooden Wonder» (maravilla de madera).

Cada una de las versiones mantiene una caja de 46 mm con una corona de grandes dimensiones situada a las 3 horas, un calibre B04 de manufactura Breitling como motor y un movimiento con certificación COSC que ofrece una reserva de marcha de aproximadamente 70 horas.

En la esfera y en el bisel se pueden apreciar grandes números arábigos de gran legibilidad. Además, se tiene la posibilidad de consultar una segunda zona horaria mediante la escala de 24 horas del bisel interior junto con la aguja GMT con punta roja, algo que, sin duda, aviadores y viajeros agradecerán.

Las costuras típicas del equipamiento aeronáutico de la época se ven reflejadas en las correas de piel de becerro pespunteadas y los biseles estriados. Por su parte, la siluetas de los aviones plasmadas en filigrana adornan el zafiro en que está manufacturado el dorso de la caja.

La colección ya se encuentra disponible en la página de Breitling, con un costo promedio de 10,000 dólares.

Pixel