Abre sus puertas la primera boutique IWC Schaffhausen de México

La primera boutique IWC Schaffhausen de México abrió sus puertas en el centro comercial de lujo Palacio de Hierro Polanco.

En este espacio, de 49 metros cuadrados, los clientes podrán sumergirse en el universo de IWC en un entorno espacioso y lujoso.

La primera boutique IWC Schaffhausen de México

La nueva boutique IWC Schaffhausen de México se encuentra ubicada en la planta de la tienda departamental y se presenta como un espacio abierto en el que la ingeniería más precisa se mezcla con la elegancia y los materiales nobles, igual que en los relojes de la marca.

Fotos: IWC

En su interior reinan los colores beiges suaves, la madera de nogal, las superficies de cristal y se aprovecha al máximo la luz, sin descuidar su vocación acogedora.

La nueva boutique IWC Schaffhausen de México será el buque insignia de la centenaria marca suiza en la ciudad y albergará sus icónicas colecciones lanzadas a lo largo del siglo XX: Relojes de Aviador, Portugieser, Ingenieur, Aquatimer, Da Vinci y Portofino.

Del mismo modo, los coleccionistas más exigentes podrán encontrar aquí las piezas exclusivas y ediciones limitadas más deseadas en todo el mundo.

Dando prioridad al principio de «la forma sigue a la función» por delante de la decoración, las atemporales creaciones de la firma relojera suiza plasman los sueños y ambiciones de sus propietarios a lo largo de su viaje por la vida.

IWC obtiene los materiales de forma responsable y toma medidas para minimizar su impacto en el medio ambiente, creando relojes intrínsicamente sostenibles que están diseñados para durar.

Sobre IWC Schaffhausen

En 1868, el relojero y emprendedor norteamericano, Florentino Ariosto Jones, viajó desde Boston hasta Suiza y fundó la «International Watch Company» en Schaffhausen.

Su visionario sueño era combinar los avanzados métodos de fabricación estadounidenses con la artesanía de los relojeros suizos para conseguir los mejores relojes de bolsillo de la época. Al hacerlo, no solo sentó los cimientos del exclusivo enfoque de la ingeniería aplicado por IWC, sino que también estableció la producción centralizada de relojes mecánicos en Suiza.

A lo largo de sus más de 150 años de historia, IWC Schaffhausen ha afianzado una reputación basada en la creación de complicaciones funcionales, especialmente cronógrafos y calendarios— ingeniosas, resistentes y de fácil uso. IWC, que fue empresa pionera en el uso del titanio y el óxido de zirconio, se especializa actualmente en cajas de relojes de avanzada ingeniería fabricadas con los materiales más innovadores, como el aluminuro de titanio y el Ceratanium.

La compañía se enorgullece de formar a sus futuros relojeros e ingenieros, así como de facilitar un excelente ambiente de trabajo a todos los empleados. IWC también colabora con organizaciones que trabajan a nivel mundial para apoyar a niños y jóvenes.

Pixel Pixel