11 relojes perfectos para celebrar el Día del Padre

Breitling, Chronomat

En 1984 apareció este modelo que no pasó desapercibido: mientras la mayoría de las marcas seguían trabajando con el cuarzo, Breitling apostaba por un movimiento mecánico que brillaba por su maestría y versatilidad. El Chronomat —por cronógrafo y automático— se consolidó como el favorito de los pilotos, a nivel profesional, y del hombre moderno, a nivel personal.



La colección regresa con una nueva generación con detalles que enamoran: los índices móviles situados a las 3 y 9 horas que, al igual que en el original, pueden utilizarse en una cuenta progresiva como regresiva, además del inconfundible brazalete Rouleaux de acero inoxidable y una gran variedad de colores de la carátula. Es ideal para un fan de los relojes deportivos y de la historia de la alta relojería.

Chopard, Mille Miglia GTS Azzurro

Desde 1988, Chopard es orgulloso patrocinador y cronometrador oficial de la Mille Miglia, el rally italiano de automóviles clásicos famoso en todo el mundo. La carrera se desarrolla a lo largo de las 1000 millas del recorrido que transcurre desde Brescia a Roma ida y vuelta y, aunque este año no se pudo realizar por la crisis sanitaria, no fue problema para que Chopard presentara un nuevo modelo en homenaje a ‘la carrera más bella del mundo’.

Los modelos para 2020 incluyen el Mille Miglia GTS Azzurro Power Control, un reloj automático con fecha y hora producido en una edición limitada de 500 piezas de acero inoxidable y oro rosa de 18 quilates y el Mille Miglia GTS Azzurro Chrono de acero inoxidable, en una edición limitada de 750 piezas, que presenta un diseño de subesferas que recuerda a los paneles de instrumentos de los coches clásicos. 

Hublot, Big Bang E

El Big Bang es el modelo emblemático de Hublot. Lanzado en 2005, se convirtió en la personificación de la relojería suiza moderna y, en 2018, para el mundial de Rusia, debutó su primera versión electrónica. Hoy se renueva el modelo para dar paso al Big Bang E, una pieza que de inmediato deja ver el ADN y todos los códigos que han contribuido a desarrollar la reputación de esta marca tan amada por deportistas. Está disponible en una caja de 42 mm de titanio o cerámica.

Los números de las horas, metalizados, se encuentran debajo del cristal de zafiro que es a prueba de rayaduras, recubierto por una pantalla táctil AMOLED de alta definición. Con todo el feeling de la versión mecánica, su corona giratoria con pulsador integrado activa los controles de su módulo electrónico. Fue desarrollado en asociación con otras marcas dentro del grupo LVMH para cumplir con los altos estándares de Hublot.

IWC, Portugieser Tourbillon Rétrograde Cronógrafo

Este año, IWC dedicas sus esfuerzos relojeros a su colección Portugieser, una de nuestras favoritas. De estilo atemporal, la línea se renueva con modelos espectaculares, como éste que incluye un tourbillon, uno de los logros más fascinantes de la relojería porque, además de constituir un maravilloso espectáculo en la esfera, es un prodigio que reduce, gracias a su rotación constante, la influencia de la gravedad en el sistema oscilatorio y que aumenta la precisión del reloj.

El Portugieser Tourbillon Rétrograde Cronógrafo combina el tourbillon con con un indicador de fecha retrógrado a las 9 h y un cronógrafo con función flyback. El modelo está disponible en dos versiones, ambas limitadas a 50 unidades. Nuestro favorito se presenta en una caja de oro de 18 quilates con una esfera azul y que muestra los detalles de diseño de inspiración náutica propios de las Ediciones Boutique. La segunda versión es de platino. Ambos con correa de piel de aligátor azul de Santoni. 

Montblanc, 1858 Automatic 24H

La firma de la estrella blanca presenta este modelo inspirado en el legado de Minerva, una de sus dos manufacturas históricas, especializada en complicaciones. Caracterizados por su estética vintage, el 1858 Automatic 24H está muy ligado al espíritu del montañismo y es una reminiscencia de los relojes de bolsillo y cronógrafos Minerva originales de la década de 1920 y 1930.

Presenta una nueva complicación con una indicación de 24H que se muestra por medio de una sola manecilla que le permite al reloj leer las horas y los minutos, al mismo tiempo que es cronometrador y compás. Para una mejor legibilidad y diseño, las carátulas tienen color que contrastan con sus manecillas históricas, luminiscentes. Un detalle que nos encanta es el logotipo Montblanc original de la década de 1930 con su fuente histórica y el emblema de la montaña Mont Blanc.

Omega, De Ville Tourbillon

Una de las especialidades de Omega es el arte de la manufactura del tourbillon. Y este año volvieron a sorprender con el primer tourbillon de cuerda manual de la marca con certificación Master Chronometer.

Esta certificación no solo asegura el más alto nivel de precisión y rendimiento en la industria, sino que sirve da testimonio de la capacidad de sus maestros relojeros que lograron que el tourbillon siga girando incluso bajo un campo magnético de 15,000 gauss. Se puede apreciar el impresionante calibre Omega Co-Axial Master Chronometer 2640 a través del fondo de cristal de zafiro, y también su indicador de 3 días de reserva de marcha. 

Para complementar, los puentes y la platina principal están creados en oro Sedna de 18 quilates y han sido biselados a mano para un acabado decorativo. 

Oris, Hölstein Edition 2020

Las raíces de Oris están en Hölstein. En este pueblo suizo, el 1 de junio de 1904, Paul Cattin y Georges Christian firmaron el contrato para crear la compañía con el mismo nombre del riachuelo local.

Para celebrar su herencia crearon este modelo que es el primero de una serie de relojes que rendirán honor a este poblado mágico.

¿La razón? En estos tiempos desafiantes creados por la crisis del coronavirus se necesitan alegrías y es lo que esta pieza busca provocar. Su caja, bisel, anillo, corona, los pulsadores y el brazalete están hechos en bronce sólido. La parte posterior de la caja está hecha de acero inoxidable de alto grado y está grabada con el Oso Oris que, en años recientes, se ha convertido en un símbolo del espíritu de Oris, cálido y honesto. Te hace sonreír. 

TAG Heuer, Connected Watch Golf Edition

Ya en su tercera generación, el modelo inteligente de TAG Heuer ha sido un rotundo éxito. La nueva versión es una edición especial para los amantes del golf que combina, de forma única, la belleza del diseño de la marca con la funcionalidad inigualable de su app de golf que permite una experiencia digital personalizada.

Diseñada y desarrollada íntegramente in-house por un equipo de expertos liderados por el Responsable de Estrategia y Área Digital de TAG Heuer, Frédéric Arnault, la app TAG Heuer Golf ofrece innumerables herramientas para ayudar al usuario a dominar el campo de golf, como mapeo en 3D, distancia de obstáculos, seguimiento de tiros, tarjetas de puntuación, estadísticas profesionales y la nueva funcionalidad Driving Zone.

Vacheron Constantin, Fiftysix calendario completo

En 2018, tras una serie de cambios en su equipo directivo, Vacheron Constantin nos sorprendió con la colección Fiftysix que tenía guiños a distintas épocas. Por una parte retro pero también un toque muy contemporáneo y este año presenta un nuevo color de esfera: marrón sepia. Con su correa de piel de becerro, esta pieza está concebida para un uso cotidiano. 

La versión calendario completo está enmarcado por una caja en oro rosa de 18 quilates de 40 mm de diámetro con indicaciones del día, la hora, el mes, así como una fase lunar de gran precisión que no requiere ajuste alguno durante 122 años… ¡sí! ¡122 años! Alrededor de la circunferencia, el anillo horario contiene numerales arábigos especialmente diseñados, que se alternan con marcadores horarios de oro bañados con un material luminiscente, así como las agujas de las horas y de los minutos, que también son visibles en la oscuridad. Una pieza para quien reconoce las tendencias pasadas pero respeta los códigos de la elegancia contemporánea.   

Reservoir, Battlefield Day

Los relojes Reservoir irrumpieron en la industria hace menos de 5 años con una base francesa y corazón suizo. De inmediato fueron tema de conversación por su estilo único que se asemeja a los tableros de autos deportivos y que ahora han extendido a otras colecciones. Un modelo reciente que nos encanta es el Battlefield Day por su espíritu militar. Hace referencia a un hecho histórico: el desembarco ocurrido en Omaha Beach el 6 de junio de 1944, uno de los movimientos bélicos más espectaculares de la historia, con el nombre en clave de Operación Overlord.

Este reloj representa la resistencia, la durabilidad y el ingenio que ocurrieron en esa fecha tan especial. La caja es de 43 mm de acero con un movimiento automático. La reserva de marcha es de 37 horas y cuenta con minutos retrógrados y hora saltante. La correa es de cuero con hebilla desplegable de mariposa en acero, aunque el estuche incluye una segunda pulsera tipo Nato. 

Grand Seiko, Toge Special Edition

De entrada, este modelo es sólo para conocedores: Grand Seiko es una marca de culto entre coleccionistas y esta pieza en colaboración con The Watches of Switzerland Group sólo se vende en puntos estratégicos de Estados Unidos y Reino Unido. El reloj se inspira en los legados japonés y británico de ambas compañías, combinando el clásico tono British Racing Green con la delicada textura de la tradicional esfera de Grand Seiko, Mount Iwate.

El término 峠 (Tōgè) o pase de montaña, se refiere a una ruta navegable a través de una cordillera, y esta edición especial evoca sutilmente la imagen de un impulse enérgico a través de las múltiples crestas del Monte Iwate en el norte de Japón. El diseño exterior de la caja es una creación original del aclamado Jefe de Diseño de Grand Seiko, Nobuhiro Kosugi, célebre por su concepción del diseño. Presenta un perfil en forma de luna creciente cortesía de las orejas pulidas con la técnica japonesa Zaratsu. Una manecilla dorada GMT añade un toque distintivo y la correa café de piel, con finos pespuntes verdes, remata de bellamente su estética atrevida, redefinida y minimalista.

Pixel Pixel