10 relojes perfectos para sacarte un 10 con mamá en su día

relojes

Cuando hablamos de relojería, casi siempre imaginamos piezas para hombre. No es coincidencia: la mayoría de los clientes de esta industria son hombres, simplemente, porque es el accesorio masculino por excelencia. Sin embargo, la tradición en relojería de mujeres también es nutrida y, de hecho, el primer reloj de muñeca fue creado por Abraham Louis Breguet –uno de los apellidos históricos– para Caroline Murat, reina de Nápoles y joven hermana de Napoleón Bonaparte. Gran defensora de las artes, ella adquirió más de 30 relojes y péndulos de Breguet. Como los relojes de bolsillo eran el modelo destinado para los hombres, Breguet tuvo la visión en 1810 de lograr que las mujeres pudieran lucir una pieza si se presentaba como pulsera. 

En la actualidad, no existe una sola firma de moda importante sin una sólida colección de guardatiempos femeninos. No es para menos, son relojes muy particulares porque, la gran mayoría, incluyen piedras preciosas que las transforman en piezas de joyería, además de que suelen incluir las complicaciones más vistosas –como fases lunares– y los colores más sorprendentes de la industria y que muchas veces están ausentes en sus contrapartes masculinas. Además, tienen la ventaja de no perder jamás su valor y, por el contrario, convertirse en un objeto importante en el patrimonio familiar o en un artículo con valor sentimental: la madre lo hereda a su hija y así sucesivamente.

Este año, los lanzamientos se han dado en forma atípica debido a la contingencia que vivimos en todo el mundo. Pero eso no ha limitado la creatividad y la capacidad técnica de las marcas, incluso, el mensaje parece ser que están más fuertes que nunca. Elegimos nuestras 10 piezas de relojes favoritas, todas novedades 2020, para regalar a esa persona especial que celebramos en el Día de las Madres.

Vacheron Constantin: Égérie fase lunar de pavé de diamantes

La manufactura relojera más antigua del mundo no es Rolex ni Patek Philippe sino Vacheron Constantin, fue fundada en 1755 y con producción ininterrumpida desde hace 265 años. La elegancia y gran destreza técnica son las fortalezas de esta marca consentida entre los coleccionistas. 

  • relojes para mamá
  • relojes
  • relojes
  • relojes

Este año su apuesta principal son las mujeres por lo que decidieron lanzar la nueva colección de relojes Égérie con una sólida alineación. Nuestro modelo favorito es el que luce 292 diamantes en su caja de 37 milímetros de oro blanco de 18 quilates y otros 510 diamantes en la esfera, trabajados por los maestros engastadores de la firma suiza. Viene con dos correas azules intercambiables fácilmente, una piel de aligátor y la otra de satén. La indicación de fases lunares lo hace irresistible y lo convierte en una pieza que combina como pocas la haute horlogerie con la haute couture. 

Breguet: Reine de Naples 8918 en esmalte Gran Fuego

Otra de las firmas de relojes más admiradas entre los conocedores es Breguet, que lleva nada más y nada menos que el apellido de uno de los genios en la historia de la alta relojería. Una pieza clave en su catálogo es la Reine de Naples 8918 que este año deslumbra con su esfera en acabado esmalte Gran Fuego, blanco y luminoso, que se complementa con los originales numerales en matices celestes y una pulsera de piel de aligátor azul cielo con una hebilla engastada con 28 diamantes.

¿Qué significa el esmalte Gran Fuego? En su delicada producción, la esfera se expande al contacto con el calor –se coloca a temperaturas superiores a 800°C– dándole nombre a este arte. Después de varias cocciones en el horno se obtiene una superficie naturalmente brillante. La caja ovalada es de oro blanco con 117 diamantes engastados, además de presumir un diamante pera sobre la esfera a las 6 horas, pero la cereza del pastel es la firma secreta de Breguet, grabada a las 3 horas, que sólo se puede apreciar en función de la luz. Y si la propietaria lo desea, la maison puede registrar su nombre en los archivos, conservados desde finales del siglo XVIII, junto con el número individual del reloj, grabado en el reverso de la caja.

Chanel: Sautoir Coco

Fiel al espíritu creativo de su fundadora Gabrielle Chanel, la firma francesa nuevamente lleva este concepto a otro nivel. La propuesta es un collar de tamaño largo en oro blanco que combina eslabones de onyx y de diamantes, 266 para ser exactos, además de uno adicional de gran tamaño que tiene la función de conectar con el guardatiempo. 

El reloj es parte de una figura femenina en miniatura enfundada en el traje más famoso y reconocido de Chanel, con los cortes caraterísticos que colocaron a la firma en la cima de la moda internacional. El sombrero, otro clásico de la marca francesa, se abre para mostrar en su interior las agujas que marcan la hora y los minutos sobre un fondo negro. La pieza es de oro blanco y, por supuesto, en lugar de tela está revestida de un sinfín de diamantes. La pieza ha sido bautizada simplemente como Sautoir Coco –o Collar Coco, en español– y es el modelo perfecto para una verdadera fan de la maison porque, para hacerla aún más irresistible, sólo se fabricaron cinco piezas de colección.

Louis Vuitton: Tambour Moon Dual Time Red & White

Hace 18 años, la colección de relojes Tambour representó una sacudida al mundo relojero por recordarle a una industria clásica que siempre se puede innovar. Su diseño atemporal rápidamente se convirtió en uno de los modelos favoritos entre las mujeres y, desde entonces, ha evolucionado para convertirse en un esencial de la marca. 

Gracias a la esfera que se puede personalizar como la dueña lo prefiera y a la paleta de colores de más de 100 correas intercambiables, esta pieza representa a la perfección los altos estándares de lujo de Louis Vuitton. Es ideal para las mujeres viajeras al desplegar dos husos horarios, el local como principal, y el segundo mediante una manecilla que además señala el día o la noche. Nuestra versión favorita es la que presenta detalles en rojo tanto en la caja de acero como la correa.

Chopard: Happy Sport Joaillerie

Hay relojes irresistibles para las mujeres y este, para todo aquel que fija su mirada en él gracias a sus diamantes que se mueven por toda su carátula. Parece un acto de magia, pero en realidad es una demostración de impecable maestría por parte de la manufactura suiza. Esos diamantes que giran libremente entre dos cristales de zafiro, este año aún reciben más luz por medio de un engaste con garras que, además, es más ligero. De esta manera, el resplandor se ve amplificado gracias a la exposición de un mayor número de facetas de estas piedras preciosas.

La caja de 36 milímetros está totalmente cubierta de pavé de diamantes y está disponible en dos versiones de oro de 18 quilates de origen ético, una en oro blanco que combina sutilmente con los diamantes y otra en oro rosa que ofrece un mayor contraste. La esfera de nácar se trabaja a mano en terminado guilloché que demuestra la enorme dedicación de los artesanos de la maison. Aún cuando está cerca de cumplir 30 años de su llegada al mercado, se trata de una pieza que se mantiene relevante para cualquier mujer que sabe de elegancia y estilo. 

Bvlgari: Divas’ Dream Repetidor de Minutos Malaquita

Pareciera que Blvgari tenía más información de lo que se venía en el año, pues decidió lanzar sus novedades en Dubai a inicios de año. Famoso entre las mujeres por su irresistible modelo Serpenti, el joyero del tiempo romano presentó otras novedades que nos han quitado el aliento. 

Decidimos elegir uno de los nuevos modelos de relojes de la colección Divas’ Dream porque tiene un tono irresistible –malaquita– y porque, básicamente, es un reloj con alma de joya. Además, hablamos del repetidor de minutos femenino más delgado del mercado, es decir, los talentosos maestros relojeros lograron colocar dos martillos para producir un sonido placentero según lo programe su dueña. La caja es de oro blanco y el terminado es con pavé de diamantes de efecto nieve. La correa es de piel de cocodrilo. 

Cartier: Maillon de Cartier

En el caso de la maison francesa, también tenemos la disyuntiva si nombrarla una pieza de alta relojería o de joyería. En realidad es ambas: fue desarrollada por los estudios de relojería de Cartier en un juego con los códigos clásicos de sus brazaletes pero con una propuesta fresca y moderna, donde caja y eslabones se entrelazan en un solo movimiento.

La geometría es exacta en esta pieza que alinea en diagonal los eslabones y los acopla con perfección en su caja. Elegimos la versión más pura y clásica, en oro amarillo de 18 quilates, por transmitir de inmediato el sello Cartier. Sin embargo, hay más opciones dentro de la colección en oro rosa y oro blanco, con diamantes engastados. 

Piaget: Limelight Gala Precious

La colección Limelight es una de las favoritas y más reconocidas en la industria relojera. Nació como una propuesta extravagante de diseño glamoroso que representaba un guiño moderno al espíritu del jet-set por el que Piaget se hizo famoso en la década de los setenta. Hoy, cualquier modelo de esta línea es un must para las mujeres amante de la joyería y del savoir faire de la marca fundada por Georges-Edouard Piaget que presume una excelente reputación en el mundo del lujo. 

El Limelight Gala Precious es uno de nuestros guardatiempos favoritos gracias a su caja de oro blanco de 18 quilates engastado con 20 diamantes y 22 zafiros azules. La esfera está cubierta de esmalte azul que combina con los diamantes que se funden con el brazalete de finos acabados. Y al frente de la firma está Chabi Nouri, una mujer brillante que ha sabido adaptarse a los tiempos modernos sin perder la herencia relojera que se remonta a más de 140 años. 

TAG Heuer: Fórmula 1 Lady

Pocas firmas saben fusionar tan bien la palabra “deportivo” con estilo de vida. TAG Heuer es una de ellas luego de crear el modelo Fórmula 1 que de inmediato le representó una base infinita de fans. Luego llegó la versión para mujer para quienes buscan vivir la vida a su propio ritmo. Es moda, sí, pero también funcionalidad.

La colección este año se rejuvenece con materiales nuevos, esferas nuevas y pulseras nuevas. Incluso, hay versiones con el bisel engastado con diamantes que le dan una versatilidad única para usar en outfits casuales y en looks elegantes. Todos los elementos respetan los códigos estéticos de la familia Fórmula 1 pero se han adaptado para brindarle un toque femenino en todos los aspectos. 

OMEGA De Ville Trésor

Una de nuestras firmas consentidas apenas anunció –a tiempo para el Día de las Madres– nuevas y atractivas ediciones de relojes, en términos de colores y materiales, además de opciones con diamantes, dentro de su colección De Ville. Los nuevos modelos de 36 mm y 39 mm, con opción a elegir entre caja en acero inoxidable o de oro Moonshine de 18 quilates no sólo son delgados y sofisticados sino modernos y versátiles, gracias a las diversas opciones de correas en piel en nuevos colores, como rodio, verde y nude.


Un acierto de la marca es mantener los elementos clásicos de Trésor, como los 38 diamantes sobre los perfiles curveados de la caja y un diamante adicional sobre la corona junto con la flor OMEGA en cerámica líquida roja. Y nadie tiene de qué preocuparse en cuanto a su funcionamiento: el clásico De Ville también ofrece la garantía Omega de 5 años. 

Pixel Pixel