Vive la sofisticación francesa en la CDMX dentro del primer Sofitel de México

Después de una larga espera el primer Sofitel de México por fin abre sus puertas en Paseo de la Reforma para consagrarse como el primer hotel de lujo en llegar a la Ciudad de México en más de una década.

Como es característico de la marca, Sofitel une el moderno art de vivre francés con la vibrante esencia del destino local que, en este caso, luce un diseño geométrico y artesanal con el cual se alude a la cultura artística y prehispánica de México.

Sofitel Mexico City Reforma, cuenta con un impresionante diseño exterior y 275 lujosas habitaciones, dos restaurantes y tres bares, así como un Sofitel Spa con productos L’Occitane, un gimnasio moderno, piscina techada y diversos salones para reuniones y eventos privados.

Construido sobre una antigua casa de 1938, el hotel ofrece a sus huéspedes una experiencia única incluso antes de poner pie en el lobby. La estructura histórica complementa al diseño moderno de 40 pisos con un toque de arquitectura clásica e historia para crear un exterior llamativo que une elegancia de antaño con distinción moderna.

Al estar ubicado a unos pasos del Ángel de la Independencia, el lugar cuenta con impresionantes vistas panorámicas de la Ciudad de México desde cualquier rincón.

En cuanto a las habitaciones, Sofitel Mexico City Reforma ofrece habitaciones modernas y espaciosas que van desde el piso 15 al 37 vestidas de tonos serenos y frescos con toques armónicos complementados con materiales contrastantes que incluyen paredes texturizadas, paneles de madera y acabados de mármol.

Por otra parte, los restaurantes del hotel merecen una mención honorífica. Mientras «Bajel» es una oda a los sabores de México en la que se utilizan técnicas e ingredientes culinarios especializados que rompen con la tradición para crear un viaje sensorial inesperado, «Balta» trae los sabores de la costa del Mediterráneo a México de la mano de una serie de platillos destinados a ser compartidos.

En caso de que busques un espacio con estilo en el que puedas disfrutar de un cóctel de primera no puedes dejar de visitar los bares Cityzen y Freehouse dentro del hotel. Ambos lugares te dejarán maravillado por una mixología inigualable y hermosas vistas nocturnas de la Ciudad.

Para los que solo quieran relajarse y gozar de unas vacaciones en las que puedan dejar atrás todas sus preocupaciones, Sofitel Mexico City cuenta con un Spa desarrollado en colaboración con L’Occitane que cuenta con tratamientos exclusivos en los que se incluyen masajes corporales estimulantes y tratamientos faciales rejuvenecedores, diseñados con música y fragancias para crear una experiencia holística.

En el piso 38 se encuentra la piscina techada con una inigualable vista del corredor Reforma y el gimnasio Sofitel Fitness que, más allá de ser solo un espacio para hacer ejercicio, ofrece una gama de actividades innovadoras diseñadas para mejorar el tono y la condición física con rutinas personalizadas.