Una cancha de tennis flotante con una buena causa

Tag Heuer hizo la primer plataforma flotante para jugar tennis, la cual está ubicada en Singapur. Se tardaron 10 días en construirla y para estrenarla eligieron el evento y personajes perfectos, que además de tener intenciones recreativas y publicitarias para la marca de relojes, tuvo fines altruistas.

El espectáculo se pudo apreciar desde el Clifford Pier. En el encuentro amistoso la tenista y embajadora de Tag Heuer, Maria Sharapova, se enfrentó a Michael Chang, el ganador de Grand Slam más joven del mundo, en dobles mixtos con dos jóvenes que representaron a Singapur en los SEA Games de junio.

Sharapova llegó en bote hasta la cancha de tennis flotante, donde al finalizar el juego presentó el nuevo TAG Heuer Limited Edition SG50 Aquaracer, de la mano de Joshua Ong, un niño de 8 años que sufre de cáncer y al que la fundación “Make a Wish” le concedió su deseo de conocer a una celebridad de deportes.

 

Pixel