Si quieres vacacionar, las islas privadas de Richard Branson ya están listas para recibirte

Incendios, huracanes y pandemias globales, si alguien pensó que con todo esto las vacaciones en las dos islas privadas del empresario Richard Branson, dueño de Virgin, se iban a acabar, sin duda se equivocó.

Los desafíos que han tenido que pasar estas dos islas han sido grandes, pero eso no ha impedido que, gracias al impulso y la pasión de su dueño, Necker Island y Moskito Island estén mejor que nunca y abiertas para recibir a quienes buscan unos días cargados de sol.

Con la reapertura de las islas y bajo los protocolos de seguridad establecidos, agregando el creciente intereses en las islas privadas, Moskito, que alberga una serie de propiedades privadas, lanzará uno de los programas de alquiler de villas más exclusivo del mundo para este 2021.

Richard Branson se convirtió en dueño de Necker a finales de 1970, lo que en ese entonces era una isla desierta de 74 acres. Durante años fue el lugar de retiro de la familia Branson antes de convertirlas en villas para reservar.

En pie a pesar de todo

En 2011, un incendio arrasó con el lugar y 6 años más tarde, en el 2017, el huracán Irma dejó incontables daños en la zona. Cuando parecía que todo iba en calma, después de la reconstrucción a raíz del huracán, la pandemia cerró sus puertas nuevamente, lo cual marca la primera vez en el año en la que se puede disfrutar de este paraíso.

Ahora que la propiedad está recibiendo nuevamente huéspedes quienes quieran pasar unos días en ese oasis podrán reservar el uso exclusivo de la propiedad que cuenta con una casa principal, dos villas conectadas, piscina, una playa privada y personal, además del uso de las canchas de tenis y equipos de deportes acuáticos.

Necker Island está disponible para hasta 40 invitados, su precio por noche va desde los 105 mil por noche incluyendo todas las comidas, bebidas, deportes acuáticos y actividades para niños. Moskito, por otra parte, tiene un tarifa desde los 33 mil noche para 11 habitaciones y 12 mil para cuatro habitaciones.

Pixel Pixel