Rosewood Puebla, magia colonial en el centro de la ciudad

Compartir

Despertar en una ciudad que no te pertenece, sin saber qué nuevas experiencias obtendrás es de los mejores sentimientos que puedes tener en la vida. Puebla me dio esa emoción cada día que estuve en ella.

Relacionada: Rosewood Mayakoba Riviera Maya tiene un nuevo hot spot para diciembre

Todo comenzó con un excelente recibimiento por parte del personal de Rosewood Puebla, hotel que nos hizo sentir como en casa prestándonos el mejor servicio con sus instalaciones, atenciones y exquisita comida. Después de un pequeño descanso, nos invitaron a formar parte de una clase de ‘Chalupitas’, uno de los platillos típicos de Puebla que se conforma por una tortilla delgada hecha con manteca, carne de puerco, cebolla picada y salsa. Tras aprender un poco sobre este exquisito platillo, los excelentes chefs del hotel, Jonathan Alvarado y Erick Astie, nos presentaron unos cuantos platillos que nos dejaron encantados por el sabor e ingenio en cada una de sus creaciones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después de disfrutar de una gran comida, nos relajamos bastante con un masaje de Talavera proporcionado por el Spa del hotel para después cerrar con broche de oro con unos cocteles y una rica cena en el restaurante Pasquinel Bistrot, que se encuentra dentro de Rosewood.

Relacionada: Así nos enamoró la gastronomía de Rosewood San Miguel de Allende

Despertar en las habitaciones de dicho hotel es realmente un lujo y una gran comodidad ya que cuenta con todo lo necesario para pasar una noche realmente agradable.

Continuamos nuestra experiencia con un recorrido guiado por Manuel Leal, director general del hotel que siempre nos brindó la mejor atención y nos llenó de cultura con cada una de sus historias para después pasar a Uriarte Talavera, la primera fábrica de Talavera en México.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La experiencia de visitar una fábrica siempre será inolvidable pero para mí, visitar la fábrica de Talavera fue algo increíble y un must que no se debe perder. Posterior al recorrido te das cuenta del valor que tienen las artesanías y de todo el proceso que debe de seguir una pieza para poder convertirse en lo que es.

Relacionada: ¿Quieres desconectarte? Sense de Rosewood San Miguel es el spa perfecto para ti

Después del recorrido en Uriarte Talavera pasamos al museo del Barroco, museo minimalista con una gran historia barroca y definitivamente un must en Puebla. Dentro de él se encuentra un restaurante con el mismo nombre y que es excelente para pasar un día de museo y terminarlo con una exquisita comida a cargo del Chef Alan Sánchez Guzmán, ganador como mejor Chef 2018, el restaurante sólo abre en los horarios del museo y es sustentable es decir que todos sus alimentos vienen de un huerto que ellos mismos crearon.

Lo que Rosewood desea es que se viva al máximo la cultura de cada ciudad y que se convierta en una experiencia inolvidable cuando se combina con el lujo.

Nota escrita por María José Lara, redactora de Robb Report México.