Mr. C Beverly Hills es un señor hotel que reúne ubicación y lujo

Con inicios que se remontan a la década de los 30, la familia Cipriani desarrolló una imponente marca en el mundo de la hospitalidad, con experiencia en ámbitos como restaurantes, clubes o residencial de lujo.

En el ramo hotelero se inscribe Mr. C, que recrea en Beverly Hills el glamour europeo de elegancia sencilla y que en junio pasado cumplió una década.

La categoría del hotel corresponde a lo que se espera del exclusivo vecindario en el que se encuentra, como demuestra su pertenencia a The Leading Hotels of The World.

Entre las características que forman la identidad del hotel están el diseño que recrea un ambiente italiano (con elementos como los candeleros venecianos en The Restaurant at Mr. C), su servicio personalizado, amenidades de primera y una oferta gastronómica típica del país transalpino.

Además de su cercanía con hot spots para ir de compras, como Rodeo Drive y The Grove, y a 20 minutos de Santa Monica Beach, otro atractivo de Mr. C son sus cinco residencias, que pueden reservarse para estancias de 30 días o más y que, tal como sus 143 habitaciones, están dotadas de balcones privados con vista a Hollywood Hills o la ciudad. La exclusividad y el panorama californiano se unen así al estilo italiano.

Pixel