Las próximas vacaciones son en las Maldivas en el nuevo The Ritz-Carlton

Un viaje de 45 minutos en hidroavión o lancha rápida desde el aeropuerto internacional Velana de Malé con dirección a las islas Fari son lo que se necesita para llegar al recién inaugurado Ritz-Carlton en las Maldivas, que además de ser espectacular es el primer establecimiento de la marca en este lugar.

¿Qué esperar de la nueva propiedad de Ritz-Carlton? Todos lo que podrías esperar de una escapada tropical al paraíso: playas con arena blanca, aguas con un increíble azul cristalino, alojamiento sobre el agua al estilo de las Maldivas y todo el lujo que se espera de la marca de lujo.

The Ritz-Carlton Maldivas

El diseño es llamativo y moderno, inspirado en los edificios esféricos en las formas circulares de la laguna, las arremolinadas brisas del océano y el ambiente cíclico, la naturaleza de la vida en esta isla.

La propiedad marca la diferencia de las demás pues será una manera de conectar con el destino y además ofrecerá a sus huéspedes no solo un entorno físico que es más que impresionante, el complejo estará enfocado en dar vida a la cultura tan rica que tiene este destino.

The Ritz-Carlton Maldivas

The Ritz-Carlton tendrá 100 villas sobre el agua o frente al mar y en cada una de ellas los visitantes disfrutarán de servicios 24 horas de una aria meeha, o mayordomo personal, que organizará actividades como clases de cocina, actuaciones de tambores tradicionales, partidos de cricket en la playa o sesiones de manualidades y artes para niños y 7 opciones de comida que platillos de Japón, Italia, India, Líbano y China.

También ofrecerá productos orgánicos, un spa de 9 habitaciones en forma de anillo que flota sobre la laguna, que realizará tratamientos exclusivos con ingredientes locales como arena caliente, coco fresco y hierbas nativas.

Las actividades marinas no podían faltar en un destino como este, por ello la propiedad también brindará la oportunidad de interactuar con el mundo submarino a su alrededor a través de actividades dirigidas por expertos del programa Ambassadors of the Environment de Jean-Michel Cousteau.

Para ayudar a honrar el destino, el complejo fue diseñado para minimizar el impacto en el ecosistema del arrecife mediante materiales prefabricados y técnicas de construcción y paneles solares. Las tarifas por noche comienzan en los 1,500 dólares para villas de una habitación, 4,400 para las de dos habitaciones y 22,500 para Ritz-Carlton Estate.

Pixel Pixel