La muestra Once Upon a Time on the Orient Express revive el glamour de los 30

Desde 1883, y conocido originalmente como Express d’Orient, hasta la finalización de su servicio en diciembre de 2009, el Orient Express (Expreso de Oriente) fue un servicio ferroviario de absoluta relevancia para la época cuyo recuerdo une al glamour con el misterio.

Pues ahora todas estas historias que llegan a incluir al conde Drácula, al detective Hercule Poirot de Agatha Christie, y hasta Tom Cruise en la próxima Misión Imposible 7, prevista para noviembre de este año, desembocan en el Orient Express y en la muestra «Once Upon a Time on the Orient Express» (había una vez en el expreso del Oriente) que se desarrollará desde mediados de diciembre hasta junio de 2021, en Singapur.

Por primera vez en la historia, dos vagones de tren originales de 1930 y una locomotora de 158 años se enviarán desde Francia con destino a la hoy República de Singapur para ocupar un lugar de honor en el espacio de exhibición de 2000 metros cuadrados a realizarse en el increíble predio de Gardens by the Bay, en West Lawn junto al Bayfront Plaza en la línea costera del estrecho de Singapur.

Para diseñar y montar una exhibición como el Orient Express significó recolectar alrededor de 300 artículos y documentos preciosos, tener que restaurar algunos de ellos y adaptar muchos de los muebles y exhibiciones a su antigua gloria.

Incluso, los dos carruajes que tomarán parte, son clasificados como Tesoros Nacionales de Francia, y pretenden replicar el apogeo de los viajes en tren de lujo, cuyos vagones rezuman historia e intriga.

Desde los trenes, los huéspedes se sumergirán en un mundo más grande que la vida de artefactos, exhibiciones interactivas y hechos históricos que explican el asombroso sueño y viaje del Orient Express desde Europa a Oriente.

En la muestra podremos encontrar uniformes, escudos, un coche cama, afiches históricos, equipaje original Louis Vuitton usado en el tiempo, porcelana invaluable y mucho más.

Cuando los invitados abandonen la exposición, un área de merchandising les dará la oportunidad de llevarse a casa artículos imprescindibles de la visita, juguetes para niños y exquisitos artículos de colección.

Un café temático del Orient Express les dará a los huéspedes la oportunidad de detenerse y disfrutar mientras realizan un viaje a través de mezclas de café que se descubrieron y se hicieron famosas por las numerosas paradas en la ruta Orient Express.

Once Upon A Time on The Orient Express” presentará algunos de los objetos y documentos más extraordinarios que revelarán una historia centenaria que rastrea el legado del tren, permitiendo a los visitantes descubrir eventos que transformaron el mundo y dieron forma al mapa mundial.

Es una oportunidad única para que los visitantes exploren las pistas y paisajes por los que las generaciones anteriores han viajado una vez, y sean testigos de lo que entonces, solo unos pocos exploradores y diplomáticos pudieron vislumbrar.

Los tickets para Once Upon a Time on the Orient Express, puedes sacarlos a través de la web del evento.

Historia y legado

Hay que contar que el Orient Express fue un servicio de trenes de pasajeros de larga distancia creado en 1883 por Compagnie Internationale des Wagons-Lits (CIWL), una empresa internacional de hotelería y logística de viajes, especialmente conocida por sus caterings en tren y coche cama.

Varias rutas en el pasado usaban simultáneamente el nombre Orient Express, o ligeras variaciones. Aunque el original era simplemente un servicio ferroviario internacional normal, el nombre se convirtió en sinónimo de intriga y viajes de lujo.

Los dos nombres de ciudades asociados más prominentemente con el Orient Express son París y Constantinopla (Estambul), los puntos finales originales del servicio.

Vale decir que el Orient Express fue un escaparate de lujo y comodidad en un momento en que viajar todavía era difícil y peligroso.

En 1977, el Orient Express dejó de servir a Estambul. Su sucesor inmediato, un servicio nocturno directo de París a Bucarest (desde 1991 sólo a Budapest, y en 2001 acortado nuevamente a Viena) rodó por última vez desde París el viernes 8 de junio de 2007.

Después de esto, la ruta, todavía llamada «Orient Express», se acortó para comenzar desde Estrasburgo, debido a la inauguración del superápido LGV Est, que permitía tiempos de viaje mucho más cortos desde y hasta París.

No obstante, el 14 de diciembre de 2009, el Orient Express dejó de funcionar y la ruta desapareció de los horarios de los ferrocarriles europeos, presuntamente víctima de los trenes de alta velocidad y aerolíneas con tarifas reducidas.

Por su parte, el tren Venice-Simplon Orient Express, una empresa privada que utiliza vagones de la CIWL originales de las décadas de 1920 y 1930, continúa operando de Londres a Venecia y a otros destinos en Europa, incluida la ruta original de París a Estambul.

A continuación los vagones de la CIWL del servicio Venice-Simplon y la web a través de donde podrás reservar un viaje en la mítica formación.

Pixel Pixel