Jefe de estado, una propiedad de Nelson Mandela

Todos los líderes necesitan una guarida. Durante más de una década, Nelson Mandela encontró descanso en su propiedad privada, el Centro para la Reconciliación Nelson Mandela en la Reserva de Caza Privada Shambala en Sudáfrica.

Hoy, la residencia llena de historias -que cuenta con seis habitaciones, una alberca y plataformas exteriores conurbadas- está disponible para los viajeros que buscan una experiencia de safari exclusiva en la reserva de vida silvestre de casi 10 mil hectáreas.

Inaugurada en mayo, la casa conserva sus interiores originales, entre ellos  piezas de madera tallada mozambiqueñas, tapices tejidos a mano y otras artesanías africanas. Los visitantes pueden hacer excursiones para conocer a los animales de caza y caminar por las praderas acompañados por guías privados, o ver los elefantes, a los hipopótamos y demás vida silvestre que visita el pozo de la propiedad.

Los huéspedes de la casa (que tiene un costo de 5,600 dólares por noche) también tienen acceso a una oficina donde la silla y el escritorio de Mandela permanecen cono estaban en sus muchas visitas.

Pixel