Éstas son las cinco mejores playas para agregar a tu bucketlist en el Caribe a bordo de un superyate

cinco mejores playas

Existen un sinnúmero de puntos turísticos para visitar en el Caribe, pero en esta ocasión nos dedicaremos a revelar las cinco mejores playas para alcanzar paradisíacos lugares de arenas blancas y aguas cristalinas.

Lo que llamamos el Caribe es una región conformada por el mar homónimo, las islas y costas que rodean este sector de Centroamérica.

Se ubica en el océano Atlántico tropical, y limita al norte con las Cuba, y el resto de las Antillas Mayores, como Haití y República Dominicana.

Cinco mejores playas del Caribe

Al sur hace límite con Venezuela, Colombia y Panamá, y al oeste con nuestro país, Belice y Guatemala, entre otros.

Vale decir que es uno de los mares salados más grandes del mundo​ y tiene un área de unos 2.763.800 km² y a continuación presentamos las cinco mejores playas para visitar.

Grace Bay, isla Providenciales, en Turcas y Caicos

Ya sea que visite la zona en un yate privado o disfrute de un alquiler de embarcaciones de lujo en las Islas Turcas y Caicos (Turks & Caicos), es infaltable pasar por la isla de Providenciales: una de las cinco mejores playas del Caribe.

Más conocida como “Provo” en su apócope inglés, en los años sesenta esta zona de la costa noreste del archipiélago de las Turks, estaba apenas habitada y no había vehículos de ningún tipo.

A lo largo de los años el secreto de este paraíso se ha extendido y ahora hay cantidad de propiedades de máximo lujo.

Grace Bay, en particular, es ahora un destino turístico bien desarrollado y hay una proliferación de complejos hoteleros y spa de alta gama en la playa.

Esto no debería disuadirle de echar el ancla y pasar tiempo en la playa de Grace Bay. Hay 12 kilómetros de costa virgen para elegir su lugar y, naturalmente, aguas turquesas inspiradoras, especial para todo tipo de deportes náuticos.

Trunk Bay, St John, Islas Vírgenes

El paraíso del empresario y financiero estadounidense Laurance Rockefeller, tuvo la suerte de que también se trató de un conservacionista y filántropo que donó esta magnífica bahía y playa al Servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos.

Esta es la playa de arenas blancas sedosas y aguas más increíblemente claras disponibles en el globo. Inmejorable para descansar bajo el sol y empaparse de la belleza virgen del lugar.

El mar transparente de las Islas Vírgenes de los Estados Unidos tiene olas ligeras y es perfecto para practicar snorkel.

Hay una ruta de buceo de 200 metros de largo cerca de la costa y se puede alquilar equipo en la playa.

Si bien las olas permanecen en gran parte en calma, hay un servicio de salvavidas para tranquilidad de los visitantes.

Como no hay ningún lugar donde pasar la noche en Trunk Bay, las visitas se mantienen razonablemente a raya.

Por eso es uno de los puntos más interesantes para echar ancla y pasar unos días explorando con todo tipo de juguete náutico de los que hemos mencionado en estas páginas.

Pink Sands, Isla Harbour, Bahamas

Considerada como una de las playas más hermosas del mundo, no solo del Caribe, las arenas de Pink Sands tienen una apariencia casi de color salmón durante el atardecer.

La playa tiene tres millas con aguas cristalinas, protegidas por el arrecife de coral, por lo que sus aguas son tranquilas y perfectas para nadar y bucear.

Harbour Island también se considera uno de los mejores sitios de buceo en el Caribe.

Solo accesible en barco, Harbour Island no se ha visto estropeada por el turismo y bien vale la pena hacer una parada, ya sea que vaya en su propia embarcación o en una de las tantas que hay de alquiler en la zona.

The Baths, isla Gorda, en las Vírgenes Británicas

Gorda es la tercera más grande de las Islas Vírgenes Británicas y es otra de las cinco mejores playas que hoy recomendamos, ya sea que la visite en un yate privado o como parte de un alquiler de embarcaciones de lujo en la región.

Allí podremos hacer reminiscencia a los días en que Cristóbal Colón llegó a este lugar de aspecto prehistórico.

Al acercarse hacia el extremo sur de la isla se podrá observar cómo el perfil de la misma emerge del mar y parece una mujer acostada de lado, que llevó a Colón a apodarla como “La Virgen Gorda”.

La mayor atracción son las formaciones geológicas únicas que fueron causadas por la historia volcánica de las islas.

Hay todo tipo de rocas de granito de formas extrañas y cantos rodados esparcidos por la playa y aguas poco profundas.

Entre ellos se podrá descubrir «The Baths», las piscinas cálidas que brillan con fragmentos de luz solar y una de las atracciones principal del lugar.

Es un escenario surrealista y las puestas de sol son espectaculares, con enormes siluetas de las rocas que crean la sensación de una tierra olvidada.

Petit St Vincent y las Granadinas

Si pensamos en imaginar la isla caribeña más perfecta, solo hay que agregarle palomas de cola blanca, muelles de madera blanqueados por el sol y cabañas pintorescas, como para darnos una idea de Petit St. Vincent.

Añada flores silvestres y restaurantes de cinco estrellas que sirven la langosta más dulce que pueda esperar tener en la punta de su tenedor, como para saber de qué se trata este lugar.

Petit St. Vincent, es la isla estrella de las Granadinas, puede brindar una travesía privada si usted desea, o bien adentrarse en el complejo la zona que a menudo está dispuesta a abrir sus puertas y dar la bienvenida a algunos de los superyates más grandes del mundo.

Para aquellos que adoran el sueño de Robinson Crusoe con algunos extras de lujo, Petit St. Vincent puede inclinar la balanza para los amantes de lo refinado.

No obstante, después de un refrescante chapuzón en el mundo brillante y colorido que inspiró a Jacques Ives Cousteau, puede dejar que la masajista de la isla desate desate sus tensiones tras una larga jornada de ejercicio y sol.

Pixel