Estas son algunas razones por las que vas a querer aterrizar en el Houston George Bush Intercontinental

Durante esta época de pandemia, en la que dejamos por un largo tiempo de viajar, hemos aprendido que planear nuestros viajes con anticipación es una gran opción; desde saber cuántos días te irás, la elección del hotel e itinerario hasta saber elegir el aeropuerto, aquí te contamos porque aterrizar en el Houston George Bush Intercontinental es perfecto para ti.

Los aeropuertos por sí solos son lugares increíbles llenos de servicios para que no te falte nada y son la sede de emotivas despedidas y emocionantes bienvenidas, además de que complementan tu viaje con sus amenidades.

Desde tu llegada notarás la limpieza del sitio -algo imprescindible hoy más que nunca-, además de los protocolos de salud aplicados en todo modo.

Para las mamás, los mom’s rooms están impecables para que dejen a sus pequeños con su servicio de guardería con cuna, mecedora y baños privados. Para las personas con alguna discapacidad hay accesos en todo el aeropuerto.

El stadd está especializado para atender a los clientes de manera extraordinaria y no podían faltar las salas VIP de lujo para que mientras esperas tu vuelo te consientan como rey con periódicos, snacks, bebidas y cocteles, incluso hay salas con duchas y gimnasio.

Si lo tuyo es la parte gastronómica, hay restaurantes para todos los antojos desde platillos representativos de Texas, opciones con estilo mexicano y menús para niños, veganos, sin glúten, comida rápida y comida gourmet.

Incluso para los amantes del shopping, aquí encontrarán tiendas de lujo con las marcas más reconocidas del mundo, dutty free y compras al estilo tejano con sombreros y souvenirs que te encantarán.

Aterrizar en el Houston George Bush Intercontinental cambiará tu estadía en el aeropuerto y te hará disfrutar el tiempo que estés ahí, una gran recomendación al momento de planear tu viaje.

Pixel Pixel