El confort de la cabaña

Mientras diseñaba el nuevo resort Belle Mont Farm en San Cristóbal (St. Kitts), Bill Bensley, el arquitecto con sede en Bangkok y responsable de resorts como el Siam en Tailandia y el Amanbagh en la India, pasó más de ocho años estudiando las Islas Occidentales Británicas. Finalmente, su investigación ha dado frutos en forma de un lujoso lugar de retiro casual que captura la esencia local de San Cristóbal.

Belle Mont Farm abrió sus puertas dentro de la colina Kittitian, un desarrollo de 400 acres establecido a lo largo de la ladera norte del Monte Liamuiga. Antes de establecerse en una de las 84 cabañas que siguen el modelo de las casas tradicionales de la región, los huéspedes son transportados a través de una maraña de bosque tropical atestado con árboles de mango. A su llegada, divanes de gran tamaño y bañeras con patas adornan los interiores, mientras que cubiertas con albercas de borde infinito ofrecen vistas que se extienden más allá de Saba y San Eustaquio.

Los huéspedes pueden explorar los alrededores de Belle Mont Farm con una caminata hasta el cráter del Monte Liamuiga, un paseo por la granja del lugar, o una ronda de golf en los 18 hoyos de Irie Fields (en parte nombrado por el campo de cannabis que anteriormente ocupó el sitio). Finalmente, en el restaurante Kitchen, estofado de cabra y risotto son algunos de los deleites Sancristobaleños que se pueden disfrutar.

Robb Report México

Pixel