El Coliseo Romano se moderniza, tendrá piso retráctil y expondrá sus túneles y laberintos

El gobierno italiano dio a conocer los planes de reconstrucción de un icónico sector del Coliseo Romano.

Se anunció que el piso del anfiteatro será retráctil y que la planta baja que encierra y oculta una red de túneles y jaulas, quedará al descubierto.

En el pasado, los antiguos romanos se reunían en multitudes en este lugar para ver a los luchadores esclavos y animales salvajes luchar hasta la muerte.

Un piso de madera cubierto de arena ocultó, al menos el último siglo, el laberinto de túneles secretos que allí existe, conocido como «hipogeo».

Ahora, Italia ha prometido casi 12 millones de dólares para la instalación de un nuevo suelo retráctil que revivirá la antigua gloria del Coliseo Romano.

Con fondos prometidos por su gobierno federal, Roma ahora busca un equipo de diseño para reconstruir el piso de la arena.

Se prevé que la empresa incluya las trampillas y los ascensores ocultos que una vez permitieron a los animales enjaulados saltar y atacar a los gladiadores y criminales condenados.

Heinz Jürgen Beste, investigador del instituto arqueológico alemán en Roma, sostuvo oportunamente que “el hipogeo permitió a los organizadores de los juegos crear sorpresas y generar suspenso. Un cazador en la arena no sabría de dónde aparecería el próximo león, o si podrían surgir dos o tres leones en lugar de uno solo».

El ministro de cultura italiano, Dario Franceschini, comentó sobre la reconstrucción del Coliseo Romano en un comunicado, indicando que «será una importante intervención tecnológica que ofrecerá a los visitantes la oportunidad no sólo de ver las salas subterráneas».

El funcionario añadió que, además, «se podrá apreciar la belleza del Coliseo mientras se está de pie en el centro de la arena», y agregó que un nuevo piso permitiría al público comprender completamente el uso y la función de la icónica y antigua ruina.

En la declaración se indicó que eventos culturales, como conciertos y demás expresiones artísticas, podrían potencialmente realizarse en el Coliseo Romano, una vez que se instale el piso.

Las propuestas para reconstruirlo serán presentadas a las autoridades a fin de este mes y se espera que el proyecto esté terminado para 2023.

El Coliseo Romano en la historia

Para dar un poco de contexto, vale decir que el coliseo o anfiteatro Flavio, es un sitio de espectáculos de la época del imperio romano, construido en el siglo I.

Los materiales utilizados en su construcción fueron bloques de travertino, hormigón, madera, ladrillo, piedra, mármol y estuco.

En la antigüedad, el Coliseo Romano poseía un aforo para unos 65,000 espectadores, con ochenta filas de gradas.

​​​Los que estaban cerca de la arena eran el emperador y sus senadores, y a medida que se ascendía se situaban los estratos cada vez más inferiores de la sociedad de aquellos momentos.

En el coliseo tenían lugar las sangrientas luchas de gladiadores y demás espectáculos públicos.

Su construcción fue entre 70 y 80 dC, bajo el mandato de los emperadores Vespasiano y Tito.

El lugar se usó durante casi 500 años, celebrándose en él los últimos juegos de la historia en el siglo VI, bastante más tarde de la tradicional fecha de la caída del imperio romano de occidente en el 476 dC.

Pero ahora, el histórico ícono del turismo romano tiene mucho más para dar y nuevos eventos que albergar que, sin duda, serán muy diferentes a las del pasado.

Pixel