Cómo usar un traje en la playa para no parecer turista en tus vacaciones

Traje de baño, lentes de sol y mucho bronceador. Todo listo, ¿o no? Aunque para algunos traje y playa no vayan juntos, empacar por lo menos uno no está de más y lo agradecerás cuando vayas a ese club o restaurante exclusivo.

Quizá ya conoces las reglas básicas para usar un traje en la ciudad e incluso sabes cómo romperlas con estilo de vez en cuando pero, ¿ya sabes cómo usar un traje en la playa para no lucir fuera de lugar? No te preocupes, aquí te van unos tips.

Escoge la tela correcta

cómo usar un traje en la playa

Primero lo primero, si solo tienes trajes oscuros con telas gruesas sal de inmediato a conseguir un modelo más adecuado para llevar a la playa. Conjuntos de lino u algodón son ideales para que luzcas increíble sin sentirte incómodo.

En cuanto a color los tonos claros deben tener preferencia sobre los oscuros, aunque un saco azul marino o rojo vino pueden ser buenas opciones si los usas de noche.

Inspírate en el ambiente

cómo usar un traje en la playa

Aprovecha que no te encuentras en tu entorno tradicional y demuestra algo de personalidad con camisas u pequeños accesorios con diseños más arriesgados que combinen con el clima tropical.

Contrastar tus prendas le dará un toque único a tu ensamble, aunque ten cuidado de no exagerar en este punto.

Los zapatos son clave

cómo usar un traje en la playa

Las sandalias están bien para un día normal o solo pasear en la playa, pero nunca de los nuncas se te ocurra usarlas con tu traje.

No es necesario que empaques tus zapatos formales de siempre, pero un lindo par de alpargatas pueden ser una gran opción para completar tu look e incluso podrás combinarlas con calcetines de tonos cálidos.

Cubre brazos y piernas

cómo usar un traje en la playa

Usar shorts o camisas de manga corta podría ser aceptado en algunas ocasiones, pero si quieres jugar a la segura mejor aléjate de esta opción y escoge un traje que te cubra.

La ventaja es que la moda playera puede ser un poco más relajada, así que no tengas miedo de llevar la camisa por fuera o incluso escoger piezas que no te queden tan justas.

Sólo un pequeño toque final

Puede que la playa no sea el lugar ideal para llevar todos los accesorios que acostumbras usar en la ciudad, pero esto no quiere decir que no puedas usar uno que otro para darle esa chispa final a tu atuendo.

Ya sean pañuelos, relojes, corbatas de moño o incluso bufandas ligeras pueden ser buenas opciones para que descubras cómo usar un traje en la playa a tu manera.

Juega con el color

Las reglas en la playa no son las mismas a las que estás acostumbrado, así que toma la oportunidad de jugar con aquellos colores que quizá siempre te han llamado la atención pero nunca te has animado a probar.

¿Amarillo, naranja o incluso rosa? Estás en el lugar perfecto para experimentar con tonos pastel sin desentonar.