Bombón, chocolates brasileños

Tan achocolatado como una trufa pero más suave y delicado, el brigadeiro brasileño parece estar destinado a robar los corazones de los fanáticos de cupcakes en Estados Unidos. Originalmente creados para promover la campaña presidencial del brigadeiro Eduardo Gomes en la década de 1940, el dulce fue un éxito entre los brasileños (a pesar de que el candidato no lo fue) y ahora es parte esencial de las celebraciones en el país sudamericano.

Recientemente, versiones artesanales hechas con chocolate belga o francés en lugar del polvo de cacao tradicional han comenzado a aparecer en Estados Unidos. Por ejemplo, Brigadeiro & Co., en Burbank, California, ofrece variaciones tales como el casadinho, o “partido pequeño y perfecto”, un maridaje de chocolate negro y blanco. Otros proveedores incluyen My Sweet Brigadeiro (mysweet.com) en Manhattan y Oh My Gosh Brigadeiros (omgbrigadeiros.com) en Miami, donde las opciones incluyen dulces brillantes que ocultan un centro de naranja, nutella, o chocolate. Todos se envían a nivel nacional (Estados Unidos) por una cantidad que oscila de los $6 a $ 200 USD por caja.

Pixel