Max Verstappen y Checo Pérez prueban suerte en las carreras de veleros

Los pilotos de F1, Max Verstappen y Checo Pérez, descubrieron una nueva definición de carreras extremas, pero esta vez fuera de los circuitos terrestres, sobre el agua, en los catamaranes de hidroala de 50 pies del SailGP.

Las estrellas de Oracle Red Bull Racing tuvieron oportunidad de probar sus habilidades de conducción en las aguas de St. Tropez, tomando brevemente el timón en una carrera de veleros.

Max Verstappen y Checo Pérez en carreras de veleros

El incipiente circuito de carreras de vela, al que muchos comparan con las pistas de la F1 en tierra, recibió al corredor belga y al mexicano como un movimiento publicitario antes de la próxima carrera de SailGP, este fin de semana, en el Range Rover France Sail Grand Prix.

“Alcanzamos velocidades en el agua que fueron muy impresionantes. Realmente disfruté conduciéndolo, con buena orientación, por supuesto. Y me gustó la forma en que el equipo se movía, corriendo de un lado a otro”, declaró Verstappen, quien acababa de ganar el Gran Premio de Holanda el fin de semana pasado.

Verstappen y Checo

Sobre el papel, los dos circuitos aparentemente no podrían ser más diferentes. En primer lugar, está la diferenciación entre tierra y mar. Con más de 400 millones de fanáticos, la F1 tiene uno de los mayores públicos en el mundo, con más espectadores que la NFL.

Por el contrario, SailGP está tratando de encontrar una nueva audiencia en un deporte que tradicionalmente se considera pesado y elitista.

La F1 también es una actividad más solitaria ya que los pilotos están solos, mientras que SailGP implica un esfuerzo de equipo en el barco.

SailGP ha estado trabajando arduamente para alinearse con la F1, al menos a los ojos del público, señalando su uso común de la tecnología y los datos para obtener ventajas sobre los competidores. Tanto SailGP como los equipos Oracle Red Bull Racing también comparten los fondos del presidente de Oracle, Larry Ellison, como principal inversor.

Verstappen y Checo

La organización de navegación también llama a sus hidrodeslizadores F50, en deferencia a la F1, y ha cambiado el nombre del timonel, en el lenguaje tradicional de las carreras de yates, a conductor. Asimismo, tomó prestados gráficos de la máximo pruebal del automovilismo para su cobertura de carreras en línea y adoptó una presencia digital con visión de futuro más en línea con otros deportes profesionales.

Verstappen y Checo
Fotos Robb Report US. Cortesía de SailGP

Después de volar sobre el agua a casi 62 mph, realizar giros extremos y recibir un rocío en la cara que se sentía como perdigones, Verstappen y Checo Pérez volverán a la acción en las pistas, esperemos que con el mismo ritmo ganador, sobre todo, para el taparío.

“Lo había visto en la televisión, pero no pensé que fuera tan desafiante”, dijo Checo. “No parecía un deporte extremo. Pero vi la intensidad del equipo mientras se movían alrededor del bote. es exigente Claramente tienen los mejores pilotos del mundo, como la Fórmula 1”.

Pixel Pixel