Conoce todo sobre las medallas de los Juegos Olímpicos que además de bellas, son sustentables

Pareciera absurdo tener que aclarar de qué están hechas las medallas de oro, plata y bronce que se entregan a los ganadores de los Juegos Olímpicos, sin embargo, en esta ocasión, más que en cualquier otra, viene mucho al caso destacarlo.

Y es que Japón vio en estas preseas una ventana más para mostrar al mundo parte de su cultura y por ello propuso que se elaboraran de un material muy espacial que no te podrías imaginar, pero que de alguna forma remarca su desarrollo tecnológico y su respeto por la naturaleza.

El diseño conceptual de las medallas de los Juegos Olímpicos de Tokio

De acuerdo con el Comité Organizador, el diseño de las medallas Olímpicas de Tokio refleja el concepto de que, para alcanzar la gloria, los atletas deben luchar por la victoria a diario. Por eso es que las preseas asemejan piedras en bruto que se han pulido y ahora brillan.

Las medallas de los Juegos Olímpicos recogen y reflejan innumerables patrones de luz, simbolizando la energía de los atletas y de quienes los apoyan. Su diseño pretende simbolizar la diversidad y representar un mundo donde se honra a las personas que compiten en deportes y trabajan duro para ello. Su brillo significa el cálido resplandor de la amistad, simbolizando personas de todo el mundo agarradas de la mano.

Cumpliendo con las regulaciones del Comité Olímpico Internacional, las preseas muestras al reverso a Nike, la diosa griega de la victoria, frente al estadio Panathinaikos; el nombre oficial de los respectivos Juegos, en este caso, Juegos de la XXXII Olimpiada Tokio 2020 y el símbolo Olímpico de los cinco anillos.

Obra del diseñador Junichi Kawanishi, tienen un peso que va de los 450 gramos en el caso de la de bronce a los 556 gramos la de oro. Su diámetro es de 85 mm y su grosor alcanza los 12.1 mm en su parte más ancha. La presea para el primer lugar tiene un baño de 6 gramos de oro sobre plata pura, metal que envuelve a la medalla de segundo lugar, mientras que la del tercer lugar presenta bronce y zinc.

La cinta de la que cuelga la medalla muestra los motivos de diseño japonés tradicional que se encuentran en los “ichimatsu moyo” (patrones de cuadros armonizados) y las “kasane no irome” (técnicas de estratificación de kimono tradicionales) en una presentación moderna.

Espíritu sustentable

Las medallas de los Juegos Olímpicos de Tokio están hechas con el material que se recolectó, durante dos años, de pequeños dispositivos electrónicos como teléfonos móviles usados de todo Japón.

Entre 2017 y 2019, se juntó el 100% de los metales necesarios para fabricar las aproximadamente 5,000 medallas de los Juegos Olímpicos en un esfuerzo por contribuir a una sociedad sostenible y respetuosa con el medio ambiente que hoy se convierte en uno de los legados más simbólicos en la historia de las Olimpiadas.

Asimismo, las cintas de las que cuelgan fueron hechas de fibras de poliéster recicladas químicamente, que producen menos CO2 durante su proceso de fabricación.

De este modo es como Japón envía al mundo un mensaje de sustentabilidad al mundo, en estos tiempos en que las afectaciones al ambiente parecen pasarnos factura.

Pixel Pixel