Ahora Michael Jordan podría ser rey en NASCAR y lanzar un mensaje de inclusión a gran velocidad

Michael Jordan

Está la leyenda de su origen beisbolero, el éxito irrefutable de su etapa como jugador de baloncesto y su afición actual por el golf; sí, al parecer Michael Jordan siempre estará ligado a algún deporte, ya sea como practicante, seguidor o empresario. ¿Y qué más se podría esperar de un hombre con una línea propia de tenis, sino que los utilice mucho?

Su Majestad ha decidido ponerle el emblemático número 23 a la carrocería de un auto de NASCAR y como en todo lo que hace, nada parece ir mal.

Inclusión en la NASCAR

Aficionado desde niño a las carreras, el ex estrella de los Chicago Bulls, Michael Jordan, oficializó, a finales del año pasado, la anunciada compra de un equipo de la Serie NASCAR de automovilismo que le garantizaba un lugar entre los 40 bólidos que salen a acelerar corazones cada semana.

De acuerdo con Forbes, esta transacción convirtió al también dueño de un impresionante campo de golf en Florida, en el primer hombre afroamericano en ser el propietario mayoritario de un equipo de dicha categoría a tiempo completo, desde que Wendall Scott poseyó y corrió su automóvil a principios de la década de 1970.

Y no sólo eso, sino en conjunto con el tres veces ganador de las 500 millas de Daytona, Denny Hamlin, como socio minoritario, “Su Majestad” decidió reclutar como piloto a la joven promesa, también afroamericano, Bubba Wallace, quien firmó un contrato de varios años.

Pero más allá de pensar en la inclusión, Jordan, quien anunciara recientemente una donación de alrededor de 100 milones de dólares para instituciones que luchan contra el racismo, está enfocado, como siempre, en los negocios, que es lo que lo tiene encumbrado como uno de los ex deportistas más ricos del mundo.

El nuevo equipo de Michael Jordan

Con un patrimonio neto estimado en 1,600 millones de dólares, Michael Jordan podría no sólo triunfar, sino dotar de un poco más de brillo a una categoría automovilística como ésta, que venía palideciendo ante el arrasador ascenso en la popularidad de la F1.

Y es que más allá de los resultados en las pistas, se espera un gran desempeño del 23XI Racing en las tiendas, vendiendo todo el merchandasing posible, gracias al efecto estelar del dueño.

Y a pocos días de su debut, la respuesta no podía ser mejor: inventario agotado y planes de una fuerte inversión en la construcción de una nueva sede para el equipo, misma que podría albergar a dos o tres equipos de carreras, incluidos sus autos, repuestos y demás.

Nada se ha hecho oficial, pero está bastante claro que Michael Jordan tienen planes importantes por delante y como ha sido antes, seguro los realizará.

Pixel