¿Quieres saber por qué el Aston Martin Rapide S cuesta 300 mil dólares?

El deportivo que definitivamente hace falta en tu garaje.

Aston Martin es clase, potencia, elegancia e ingeniería de primera. Entre su cartera de modelos, tiene titanes como el DB11 -ahora disponible con motor V8- y el futurístico Valkyrie. Recientemente, anunció que sumará a ella su primer deportivo completamente eléctrico, cuya llegada se estima para 2019.

PUBLICIDAD

Relacionada: ¿Tienes un yate? Estas 10 amenidades no deben faltarte

Pero como sabemos que no quieres esperar tanto para ver a este nuevo dandy de las carreteras -que no necesita gasolina-, desviamos tu mirada al mítico y majestuoso Rapide S, reconocido como el mejor superdeportivo de cuatro puertas en el mercado.

Sofisticación y exclusividad son los ingredientes clave que lo distinguen. Líneas limpias y una proporción pura, combinada con trazos definidos, dan al gigante una presencia superior a la de los demás vehículos de su segmento. Entre los detalles que resaltan, se encuentran generosas caderas que permiten que la luz fluya a lo largo de sus flancos; mientras que el icónico trazo hace brillar las tiradas laterales y la atrevida parrilla que lo delinea.

Cada aspecto ha sido cuidado para resultar en una combinación extraordinaria de entrega, dinamismo y elegancia, que ofrece una experiencia de conducción memorable, única en su clase, misma que permanece intacta desde su presentación hace siete años.

Así suena:

 

En el interior, al igual que todos los Aston Martin contemporáneos, posee materiales de primera, como madera, piel, vidrio y metal, que brindan un experiencia deleitante que sumerge a los pasajeros en un mundo de calidad y confort excepcional. Por si fuera poco, está orientado para que los compradores puedan personalizarlo completamente a su estilo -elige el Carbon Exterior Pack para una estética más formidable-, gracias al servicio ‘Q by Aston Martin’.

Relacionadas: Ponen en venta un Lamborghini Aventador SV Roadster con una lancha a juego

Bajo el cofre defiende un poderoso motor de 6.o litros y 12 cilindros -se encuentran lo más bajo posible en el chasis-, capaz de desarrollar 560 PS a 6,750 rpm y un máximo de 630 Nm de torque a 5,5oo rpm. Para una actuación atrevida, cuenta con tecnologías para coches de carreras, desarrolladas por World Endurance Championship GT de Aston Martin Racing, que aumentan la eficiencia y la entrega. Al contrario de muchos modelos, éste tiene un imponente rugido, digno de ser percibido a metros de distancia.

Si este deportivo falta en tu garaje, puede estarlo por un precio que empieza en los $295 mil dólares.

astonmartin.com