Salt Bae llamó a la policía por comensal que no quería pagar

El oro comestible no agrega ningún sabor o alguna textura a la comida. Claro, usado juiciosamente, como lo hace el famoso restaurante Salt Bae, puede traer un poco de diversión, estilo e indulgencia.

¿Pero sabes lo que agrega? Dinero extra a tu cuenta. La presencia de oro en un plato es solo una forma brillante de un restaurante de separarte de tu efectivo por absolutamente nada a cambio.

Entonces, por supuesto, la sensación de Instagram Salt Bae (también conocido como Nusret Gökçe) tiene un «Golden Tomahawk» en el menú de su restaurante Nusr-Et Steakhouse, donde carne wagyu con hueso está envuelta en una hoja de oro de 24 quilates.

El bistec te costaría 275 dólares por sí solo, ¿pero con el oro? 1,000 dólares. Y aunque no lo pidas, la versión dorada puede estar presente. Como descubrió recientemente un comensal.

La disputa comenzó sobre qué versión de «Signature Steak» de Salt Bae había sido ordenada y terminó con la aparición del Departamento de Policía de Miami.

View this post on Instagram

25K gold 🔪#saltbae #salt #saltlife

A post shared by Nusr_et#Saltbae (@nusr_et) on

Hace un par de semanas, Duane Miranda visitó el restaurante con un grupo de amigos y seleccionaron un par de cortes de 275 dólares.

Los filetes llegaron envueltos en oro, pero los comensales creían que esto era solo parte del espectáculo de la marca registrada de Salt Bae. Hasta que llegó la hora de pagar.

Su cuenta fue por 5,012 dólares y después de levantar sus mandíbulas del piso, protestaron. El grupo le dijo al restaurante que no ordenaron las versiones más caras y que les gustaría se descontaran.

El restaurante respondió llamando a la policía, según The Miami Herald. Una vez que llegó la policía, Duane Miranda pasó una hora tratando de ajustar el cargo antes de aceptar pagar el monto total. Esto no es nada nuevo para el restaurante.

El Herald informa que, «Nusr-Et Steakhouse ha llamado a la policía a los clientes que disputan un cheque masivo al menos una docena de veces desde que abrió en noviembre de 2017».

«Creo que están tratando de victimizar a sus clientes», dijo Miranda al periódico.

El restaurante ha retrocedido, y el gerente general le dijo a The Herald que el menú es claro y que llamaron a la policía porque Miranda amenazó con irse sin pagar la factura.

Aunque Miranda finalmente pagó la cuenta, ha recurrido a las redes sociales y a la prensa para expresar su disgusto y dice que disputará el cargo con American Express.

Nos hemos comunicado con Gökçe para obtener comentarios, pero no hemos recibido una respuesta.

Nota publicada anteriormente en Robb Report por Jeremy Repanich.