Abre Rosewood São Paulo, un oasis metropolitano lleno de historia y arte

Rosewood-sao-paulo

Ubicado en el corazón de la ciudad, muy cerca de la Avenida Paulista, Rosewood São Paulo se erige como un oasis metropolitano que se une al resto de complejos de lujo que han dado una nueva vida al histórico complejo de edificios del siglo XX: Cidade Matarazzo.

Rosewood São Paulo ocupa el antiguo hospital histórico Maternidad Matarazzo, así como una nueva y llamativa torre de jardines verticales. Su construcción forma parte del proyecto de restauración más grande de Brasil, enfocado en celebrar y proteger el patrimonio cultural y el medio ambiente del país.

Con 160 habitaciones y suites, además de 100 Rosewood Suites privadas disponibles para la compra, el lujoso resort ha conservado la esencia histórica del lugar y le ha dado un toque innovador lleno de arte, diseño, propuestas gastronómicas y amenidades de clase mundial, todo en una de las ciudades más dinámicas del mundo.

Arquitectura, sostenibilidad y nuevas propuestas

El espíritu distintivo de Brasil está entretejido con la identidad del hotel, no solo por la restauración de los espacios históricos, sino también por su diseño. Bajo la dirección de Philippe Starck, 57 artistas y artesanos brasileños se unieron para producir una colección permanente de arte compuesta por más de 450 obras que en cierta forma convierten a Rosewood São Paulo en el museo contemporáneo más reciente de la ciudad.

Otro punto clave de este resort recae en el tema de sostenibilidad. Comprometido con la preservación del entorno natural de Brasil, el edificio se ha planificado cuidadosamente para reducir su huella ecológica, además, es un espacio libre de plásticos de un solo uso y utiliza un sistema de filtración de agua interno que produce agua embotellada en vidrio para el consumo de los huéspedes.

Siguiendo el sello distintivo de las propiedades, Rosewood São Paulo llega a Brasil con diferentes propuestas gastronómicas. Son seis los conceptos que ofrecen diferentes experiencias tanto a visitantes como a locales, comenzando con Le Jardin, un espacio con luz natural y platillos contemporáneos, seguido de Blaise, inspirado en el novelista franco-suizo, es un deleite visual con paredes de madera incrustadas con piedras verdes, impregnado de sabores franceses y brasileños.

Otro de los imperdibles para los amantes de la gastronomía es Taraz, restaurante que destaca por su cocina sudamericana con un menú a la leña diseñado por el chef Felipe Bronze. Al igual que el bar de jazz Rabo di Galo, inspirado en los clubes clásicos de la década de 1930 ofrece cocteles y snacks brasileños al ritmo de música en vivo. Y por supuesto sus diferentes opciones junto a sus piscinas: The Emerald Garden Pool & Bar y Belavista Rooftop.

Rosewood São Paulo tiene todo un catálogo de ofertas para que sus huéspedes creen experiencias inolvidables en sus instalaciones de primera que incluyen dos piscinas, un cine, un estudio de música y un centro Asaya, espacio enfocado en el bienestar integral. El hotel integrará más instalaciones y servicios en el trascurso de su primer año, para obtener detalles visita rosewoodhotels.com

Pixel Pixel