Prada y la UNESCO se unen para la conservación del océano

Prada está poniendo su mira en la sostenibilidad del océano.

La principal casa de moda italiana acaba de anunciar una asociación múltiple con la UNESCO, que tiene como objetivo difundir información relacionada para educar sobre la sostenibilidad del océano. 

Pero no es solo externo: los esfuerzos de la compañía estarán vinculados a objetivos de sustentabilidad individuales que la compañía se ha fijado y que son parte de una estrategia ambiental de varios años.

De febrero a mayo de 2020, la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO se unirá a la marca en programas para estudiantes de secundaria de 10 ciudades de todo el mundo, incluidas Ciudad de México, Shanghái, Berlín y Nueva York.

Aerial view of beach and ocean. Victoria, Australia

«La colaboración de Prada y la UNESCO está en línea y se traduce en un canal de comunicación directa con los estudiantes de las escuelas de todo el mundo», dijo Lorenzo Bertelli, jefe de marketing de Prada Group, en un comunicado. «Estamos orgullosos de ver este proyecto derivado de una iniciativa que inicialmente se concibió como la innovación de un producto y de una materia prima sostenible».

La programación sigue los pasos de la iniciativa Re-Nylon de Prada, que verá a la casa reemplazar su nylon distintivo con una versión hecha de plástico oceánico reciclado. 

Cada entrega del proyecto de la UNESCO explorará las maravillas naturales del océano antes de profundizar en los problemas relacionados con la contaminación por desechos plásticos y cómo la moda puede cambiar sus prácticas operativas para tener un impacto positivo en la salud oceánica. 

El objetivo es que los estudiantes desarrollen una campaña de concientización sobre la conservación del océano. Un panel compuesto por miembros internacionales, incluidos algunos del Grupo Prada y la UNESCO, seleccionará un ganador en mayo. 

Esa campaña se presentará a las Naciones Unidas durante su segunda conferencia sobre los océanos en Lisboa el mes siguiente.

Vladimir Ryabinin, secretario ejecutivo de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental y subdirector general de la UNESCO, cree que la idea de hacerlo en colaboración es esencial. «Necesitamos promover asociaciones entre el mundo de la ciencia, las instituciones y el sector privado para crear una economía azul sostenible que utilizará el océano, pero al mismo tiempo lo preservará y cuidará«, dijo.

Esta empresa es solo una de las grandes iniciativas que Prada Group tiene en proceso. La compañía ha estado haciendo control de daños después de que un grupo de figuras exhibidas en una de sus tiendas insignia, que se parecía a blackface, obtuvieran acusaciones de racismo y no suficiente diversidad entre sus filas. 

Posteriormente, Prada estableció un consejo de diversidad para abordar falta total de empleados negros en su sede. Como parte de un acuerdo con la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York finalizado el martes, los miembros de la organización participarán en capacitación sobre sensibilidad, incluida la propia Miuccia Prada.

Por Martin Lerma, Robb Report USA.

Pixel