Marc Jacobs documenta su vida de encierro en un nuevo cortometraje donde se lo ve como nunca antes

Aquellos que estén familiarizados con la vida y la carrera del diseñador Marc Jacobs saben de su poder de estrella y en su reciente cortometraje titulado «A New York Story«, lo ha ratificado.

Filmado por su antiguo asistente y colaborador Nick Newbold durante el cierre de la ciudad de Nueva York por la pandemia meses atrás, el cortometraje narra la estadía prolongada de Jacobs en el Mercer Hotel, donde el ícono protagoniza cada papel.

La obra es una exploración al estilo de Charlie Kaufman en el aislamiento, a través de la creatividad y revelaciones en el arte del vestir.

Marc Jacobs en aislamiento

Captura YouTube.

La película dura 24 minutos y es en gran parte un día normal en el mundo de Jacobs: vestirse con un traje de cuero de Prada, aplicar esmalte de uñas y delineador de ojos, entre otras tareas.

Vapear, relajarse con sus perros y nunca quitarse sus perlas Mikimoto, son algunas de las escenas de este retrato ficticio de la vida de Jacobs.

Durante el corto, el diseñador nunca interactúa con nadie, salvo un FaceTime con su esposo, Char Defrancesco.

Marc Jacobs, no es solo un conocido diseñador, sino también un neoyorquino nacido y criado en la Gran Manzana, y de esta forma podemos ver que el filme rinde homenaje a los trabajadores esenciales de la ciudad.

Destacando la labor de los que nunca duermen, sobre todo bajo la epidemia, aparece vestido como conserje, con un uniforme de limpieza y uno de mantenimiento, entre otras caracterizaciones.

Al pensar en Marc Jacobs, la mayoría de la gente siempre piensa en su imagen masculina sexy, pero hay que recordar que se ha desempeñado como director de diseño de Louis Vuitton durante 16 años.

En ese período, lanzó la primera colección de prêt-à-porter de la marca, además de colaborar con artistas como Stephen Sprouse y Takashi Murakami para crear una serie de ediciones clásicas.

En 2013, después de dejar su puesto, se ha centrado en desarrollar su marca homónima y otras sub marcas personales.

Vale decir que desde el estallido de la epidemia a principios de este año, Marc Jacobs, como muchos otros, se ha resguardado con una vida de prevención de la epidemia en el hogar.

De esta forma, al igual que muchos de nosotros, descubrió nuevos pasatiempos en una vida por momentos solitaria, pero para nada triste.

«A New York Story» surge por sugerencia de su talentosa y vieja amiga Sofia Coppola, encarnándose como mesero, cantinero y chef.

Si bien en los minutos que dura la pieza, deambula por diferentes identidades profesionales, nunca pierde su estilo elegante.

Al comienzo del cortometraje, arrastra un set de tres bolsas de viaje Louis Vuitton al momento de su registro en el icónico Mercer.

Así es que, como la gente común, no puede prescindir de pedir comida para llevar, pasear y bañar a sus perros Neville y Lady, y tomarse una taza de café en la planta baja del hotel.

Cuenta con escenas callejeras escasamente pobladas en una atmósfera solitaria y fría, donde Jacobs también desempeña el papel de trabajadores en diversas industrias, ratificando que la ciudad sigue latiendo y la vida debe continuar.

El diseñador también brinda un cálido mensaje al final de la obra: «Te amo, Nueva York, independientemente de tu salud o enfermedad».

Pixel