La extinción de las pieles en la industria de la moda continúa creciendo

Compartir

Recientemente, los movimientos de protesta de diferentes organizaciones y grupos sociales en contra del uso de pieles en la industria de la moda, han experimentado grandes victorias. No solamente se anunció hace poco que la diseñadora Patricia Nash se sumó a la lista de diseñadores con marcas libres de pieles, sino que la ciudad de San Francisco decretó ilegal el vender pieles dentro de sus límites.

Relacionada: Porque tu perro vale oro, cómprale esta chamarra de 24 quilates

Gillian Anderson Rather go Naked For Web - La extinción de las pieles en la industria de la moda continúa creciendo

Foto: PETA

Tomar acción en contra del abuso animal ha sido un factor determinante para que diferentes marcas hayan comenzado a detener el uso de pieles en sus vestimentas. Patricia Nash, cuyos productos son vendidos principalmente en Anthropologie, Home Shopping Network y tiendas departamentales como Lord & Taylor o Macy’s, detuvo la producción de accesorios con pieles después de una petición iniciada por PETA que recaudó más de 140 mil firmas.

natalie imbruglia try telling him pap 300 - La extinción de las pieles en la industria de la moda continúa creciendo

Foto: PETA

Otras marcas que han optado por dejar de usar pieles son: Giorgio Armani, Gucci, Michael Kors, y Versace. Algunos diseñadores como Tom Ford, Michael Kors o Dries Van Noten, han optado por utilizar pieles sintéticas en lugar de verdaderas.

En cuanto al caso de San Francisco, algunos activistas esperan que la decisión del Consejo de Supervisores provoque un efecto domino, por el cual diferentes ciudades sigan su ejemplo. La prohibición comenzará en enero del 2019, pero los vendedores tendrán hasta el 2020 para vender su inventario actual. 

Relacionado:Dolce & Gabbana desfilará en CDMX

5209727251 34dd26be16 b copy - La extinción de las pieles en la industria de la moda continúa creciendo

Foto: PETA

Aunque la reducción en cuanto a consumo de pieles representa un triunfo para la protección de derechos animales, algunos están preocupados por el impacto económico que la prohibición puede tener. Se estima que las ventas de pieles representan hasta 40 millones de dólares para el ingreso anual de San Francisco, además, las opciones de pieles sintéticas son usualmente producidas con materiales derivados de petróleo, lo cual no significa nada bueno para el medio ambiente.