La belleza de Chopard vuelve a brillar en la Mille Miglia

Compartir

Desde 1988 hay una fecha señalada en el calendario de la familia Chopard. Se trata de la popular carrera Mille Miglia, un rally que tiene lugar en Italia y al que Karl-Friedrich Scheufele, copresidente de la Maison, nunca falla.

Esta edición es más importante para Chopard porque por primera vez se une como socio al rally y será cronometrador oficial de la carrera. Además, Scheufele competirá al volante de un Mercedes-Benz 300SL «Gull Wing» junto a su hija Caroline-Marie.

Karl-Friedrich Scheufele ha competido en numerosas ocasiones en este rally y como copiloto ha tenido a Christine, su esposa, Karl, su padre; o Jacky Ickx un gran amigo conocido por ser seis veces ganador de Le Mans.

Hasta el momento nunca había competido con su hija. «Será un verdadero placer tener a Caroline-Marie a mi lado durante la Mille Miglia de este año», señaló Karl-Friedrich Scheufele y añadió con orgullo que la joven había heredado la pasión por los autos clásicos que su padre le había transmitido a él. Además, presumió también que Caroline-Marie era una conductora muy segura y muy hábil.

Una ocasión especial

31 años de colaboración hacen que esta edición sea muy importante para la familia Chopard. Así que la ocasión amerita también en este caso la presentación de una pieza única, el cronógrafo Mille Miglia Race Edition.

Una bella pieza de la que sólo se han hecho 250 ejemplares en la versión de oro rosa combinado con acero, y 1,000 en la de acero. Cada modelo sigue la línea deportiva que lo caracteriza y posee una caja de 44 mm con fondo atornillado, garantía de estanqueidad hasta los 100 metros.

Al mismo tiempo, y para darle ciertos guiños del mundo del motor cada pieza cuenta también con un volante y la clásica bandera de meta grabados en la corona. Sin olvidar tampoco que este guardatiempos posee el famoso movimiento de la Maison cuya precisión está certificada por el Control Oficial Suizo de Cronometría (COSC), y posee una reserva de marcha de dos días completos.

A esta pieza se le sumará en su presentación el modelo Mille Miglia Classic Chronograph -Zagato 100th Edición Aniversario. Un modelo que celebra el centenario del coach Zagato al mismo tiempo que sirve como homenaje a la unión entre Chopard y la escudería.

En este caso, cada pieza cuenta con el movimiento certificado COSC y posee una reserva de marcha de 60 horas. Además, en la esfera se aprecia un rojo vibrante, la caja está hecha de acero inoxidable, y representa el tamaño ideal para tu muñeca con 42 mm de diámetro y 21.67 mm de altura, permitiéndote tener una reserva de 42 horas con una fina mecánica que marca una frecuencia de 28,800 oscilaciones por hora (4Hz).