El misticismo de Japón hecho imagen

La cultura asiática se define por guardar grandes misterios, mismos que a la postre han precisado la increíble historia que conocemos hoy.

En Japón, una potencia en toda la extensión de la palabra, se creó una pieza en la primera mitad del siglo XX que conserva ese carácter espiritual y cultural del país del Sol Naciente.

Japón cultura oriental
Japón cultura oriental

El Buda Amida de Kamakura es, para Japón, la representación física y artística de la creación del universo, la vida y la luz.

Amida Buddha es el nombre honorífico más significativo del Japón, ya que representa la esperanza para que la humanidad encuentre la luz.

Esta escultura -con dimensiones de 29 x 27 x 28 cm-, firmada en la base y elaborada con madera laqueada maki-e -técnica tradicional de Japón- y marfil, permaneció durante años en la boutique del Hotel Imperial en Tokio, que abrió sus puertas en 1890.

La pieza se creó por órdenes del líder Yorimoto al momento de fundar su reino como símbolo de triunfo tras haber vencido al clan Taira.

La magia de esta obra resulta inexplicable y, hasta el día de hoy, transporta la ideología del budismo y la historia del Lejano Oriente.

zonamaco.com

Pixel