Elon Musk quiere hacer su propio auto submarino

elon-musk-tailandia

Compartir

¿Hay algo imposible para Elon Musk? Parece que no, pues el magnate no se conforma con tener el fabricante de autos eléctricos más poderoso del mundo. Ahora quiere llevar su pericia automotriz debajo del océano.

Hay que recordar que el millonario es fan de James Bond. En 2013, adquirió el modelo Lotus Spirit que aparece en la cinta «La espía que me amó» de 1977, en ésta puede verse el vehículo del agente 007 sumergirse en las profundidades. A Musk le costó un millón de dólares hacerse de su juguete.

Ahora, se ha comentado que el fundador de Tesla cuenta con planes de llevar a cabo un auto submarino.

Se dice que en una reunión de ejecutivos se le preguntó a Elon Musk si alguna vez lanzaría un vehículo acuático, a lo que él respondió «Es gracioso que lo menciones… porque de hecho sí tenemos un diseño para un auto submarino como el de ‘La espía que me amó'».

Asimismo, se cuenta que al CEO de Tesla le pareció «lo más cool que había visto en una película» cuando vió la escena del Lotus de James Bond.

Desde luego, no se conocen especificaciones sobre cómo sería el automóvil. Cuando Elon Musk compró el Lotus original, se llevó una decepción al notar que no podía sumergirse.

«Lo que voy a hacer es mejorarlo con un motor eléctrico de Tesla y tratar de transformarlo para hacerlo real» declaró Elon Musk.

Ahora ya sabemos cuál es uno de los próximos objetivos de Elon Musk. Quizá sólo sea un proyecto personal, pues el millonario debe estar muy ocupado planeando cómo llevar a la humanidad a explorar Marte.