El príncipe Carlos ofrece una experiencia real en el castillo de Mey

Castillo de Mey

Compartir

El Castillo de Mey en Escocia abrirá sus puertas en un concepto ‘bed and breakfast’ para todos aquellos que deseen desayunar y vivir por una noche como un verdadero rey.

El Castillo de Mey fue propiedad de la Reina Madre de 1952 a 1996. La restauración de cada rincón lo convirtió en su principal residencia escocesa, hasta que lo obsequió como parte de una donación al castillo de la Reina Isabel.

Al interior de este alojamiento de lujo encontramos 10 habitaciones con lujosa decoración estilo victoriano.  Los muebles de madera oscura, cortinas florales de seda y paredes de color pastel nos recuerdan a las películas de época. Básicamente, es todo lo que esperarías de una residencia real.

También es posible hacer un recorrido por los jardines y para un souvenir puedes visitar la tienda de regalos donde probarás el té de la Reina.

Las ganancias no estarán destinadas para los integrantes de la familia, el dinero recaudado servirá para el mantenimiento del castillo y convertirlo a futuro en un atractivo turístico para todos los visitantes.