El primer Audi 80 celebra su 50 aniversario con una mirada al pasado

Audi-80

Hace 50 años, el Audi 80 se convirtió en el primer sedán de la firma alemana y desde el momento de su presentación revolucionó la presencia de la misma, posicionándose incluso como el auto del año en 1973 y marcando la base para los siguientes modelos.

El auto de 1972, conocido mundialmente como B1, es pionero en tecnología innovadora y en tendencias que marcaron a sus sucesores hasta el Audi A4 actual. Para celebrar su legado, la marca de los cuatro aros nos revela los secretos que marcaron su historia.

Audi 80 GL, model year 1973 – historical advertising motive Fotografías: Audi

La historia del Audi 80

El origen de este clásico se remonta a la década de los 70s, una época en la que los autos de prestigio estaban en su mayor punto. Por ello, Audi necesitaba presentar un automóvil familiar que tuviera una excelencia mecánica, pero también un diseño sofisticado y clásico, con toques modernos, al mismo tiempo que mantuviera una esencia atemporal.

Presentado mundialmente en el mismo año en que se llevaron a cabo los Juegos Olímpicos de verano en Munich, el B1 estableció un nuevo segmento del mercado: el sedán compacto o serie B. Pronto comenzó a apoderarse de los caminos y su éxito se vio reflejado en las ventas y en su producción interrumpida, más de 12.5 billones de B1 a B9 (Audi 80 y Audi A4) se han producido en estos 50 años.

Un clásico que siempre ha innovado

Audi asegura que el modelo 80 y todos sus sucesores siempre han sido sinónimo de innovaciones tecnológicas y al mismo tiempo una imagen clásica y sofisticada. Comenzando con la reducción de peso, que Ludwing Kraus (jefe técnico en esos años), pidió a su equipo para reducir la masa de cada componente –logrando que el modelo de dos puertas tenga un peso de solo 835 kilogramos –  sin poner en riesgo la calidad y resistencia del auto.

El Audi 80 ganó gran popularidad, gracias a que consumía poco combustible, pero también a su innovador motor, de cuatro cilindros, con potencias que van desde 54 a 99 CV y una transmisión de cuatro velocidades, ubicado longitudinalmente delante del eje delantero motriz.

Al jefe de desarrollo técnico se le ocurrió la idea de una serie de diseño modular que dio origen al motor de árbol de levas en cabeza que desarrollado por el ingeniero Franz Hauk se conoce internamente como EA 827 y se convirtió en el motor más construido del Grupo VW.

Cincuenta años después, el Audi 80 mantiene su linaje hasta el Audi A4 actual, en el que vemos un sedán elegante y cómodo con un diseño sofisticado y un rendimiento de punta. Lo que demuestra el valor que la firma le da a sus clásicos y la tradición que puede verse en sus diferentes modelos. Para más detalles visita audi.com.mx

Pixel Pixel