Dolce & Gabbana se confirma en la Alta Relojería

Compartir

Si existe algo que Domenico Dolce y Stefano Gabbana no sepan hacer bien, todavía no lo hemos descubierto. Los diseñadores se asemejan al Rey Midas, todo lo que tocan lo convierten en oro y la colección Manifattura Italiana es perfecta.

Desde 2017 buscan incursionar en el mundo de la Alta Relojería con piezas muy únicas que lleven siempre el sello D&G. Esta colección que llegó a México para deleite de nuestros ojos sorprendió gratamente porque con ella llegan los dos primeros movimientos de la Maison, el DG 01.01 y el DG 01.02.

Además, está compuesta por seis modelos que buscan ser un majestuoso homenaje de las ciudades más clásicas de Italia, Milán, Nápoles, Palermo, Roma, Venecia y Florencia.

Los hermosos modelos creados bajo el atento consenso de Pierre Fabre, conocido por su larga trayectoria dentro de Patek Philippe, fueron presentados en BaselWorld este año con una gran acogida tanto por parte del público como de la prensa especializada, pero a México llegaron sino hasta mayo dentro de un circuito en el que también están incluidos Brasil y Chile.

Para nuestra fortuna, la primera parada fue en la sucursal que la firma tiene en Av. Pdte. Masaryk 450, y dos clientes ya pudieron hacerse con estas singulares piezas aunque desconocemos los modelos adquiridos.

Cada una de ellas – a excepción de los modelos Florencia y Venecia- cuenta también con la precisión suiza, y surge así DG 01.01, el movimiento exclusivo para Dolce & Gabbana que se caracteriza por ser un calibre automático con un micro rotor de nueva generación y totalmente ensamblado a mano por los maestros relojeros de Ginebra.

La dos excepciones se deben porque hay dos bellísimas piezas que cuenta con otra complicación mecánica, que recibe el nombre de DG 01.02. Ésta permite una división del dial en 24 horas tal y como sucede en el Duomo de Florencia y en la Torre del Reloj en la Piazza San Marco en Venecia.

Cada reloj cuenta con 209 piezas y se requieren de 45 a 60 días para su fabricación dependiendo de la complejidad del reloj. En cuanto a su reserva de marcha, ésta es de 58 horas gracias a que su composición es extremadamente sensible a cada movimiento de muñeca.

Al ser piezas tan exclusivas, la firma ha presentado una edición limitada numerada de 10 ejemplares por variación de modelo. Y aunque son solo diez, la marca permite elegir el número de modelo -si es que está disponible- al antojo del comprador.