Budweiser cambia publicidad sexista de los 50´s y la adapta para millennials

Compartir

Los medios de comunicación y la publicidad son un reflejo de lo que somos como sociedad. En la década de los 50´s las mujeres cumplían un rol totalmente distinto al que conocemos hoy en día y los algunos anuncios publicitarios destacaban los patrones de sumisión hacia las mujeres.

La marca de cerveza Budweiser cambió su publicidad de aquellos años y la adaptó para que nuevas generaciones observen cómo es que en el transcurso de estos años las mujeres han recorrido un largo trecho en la batalla contra los estereotipos de género.

Relacionada:  Podrás construir el famoso Steamboat Will de Mickey Mouse con LEGOima 2 la chicles - Budweiser cambia publicidad sexista de los 50´s y la adapta para millennials

Parece algo difícil de creer, pero hace ya más de 60 años las mujeres no podían hacer muchas cosas. Solo podían estudiar carreras técnicas y se empezaba a discutir la posibilidad de que pudieran votar.

Todo esto acompañado de mensajes publicitarios que resaltaban los patrones de represión y la sexualización de las mujeres llevada a cabo por los hombres de la época.

La marca cerveza líder en Estados Unidos, cambió su antiguo anuncio en el que muestra el estereotipo de mujer perfecta de los años 50´s, una esposa diligente que cuida del hogar y apoya incondicionalmente a su trabajador marido, este mensaje se repetía constantemente en diferentes anuncios publicitarios.

El nuevo anuncio nos muestra a una pareja sentada en el piso disfrutando de una cerveza y una pizza, nos contextualiza en la misma situación del anterior, pero lo que cambia es que ahora hombres y mujeres son un equipo, esa sumisión de la que se hablaba ya no existe más, ahora pueden realizar las mismas actividades que los hombres.

 

Relacionada:  Después de Leaving Neverland, Louis Vuitton retirará productos con referencias a Michael Jackson

En el segundo anuncio se mira a la misma pareja, pero esta vez situados en la cocina. La mujer está por servirle de comer al señor que llega de trabajar.

El nuevo anuncio nos muestra a una mujer comiendo comida rápida en casa, reflejando que las mujeres del siglo XXI no necesitan de un hombre para mantener un hogar, que con el fruto de su esfuerzo y trabajo duro no tiene la necesidad que servirle a nadie más y puede comer la comida que ella prefiera en el momento que lo desee.

Este tipo de campañas les ayuda mucho a entender a las nuevas generaciones cómo ha ido cambiando la sociedad y crezcan con una mentalidad de seguir luchando para que todos seamos iguales y no haya distinción de género en ninguna parte del mundo.