Así de espectaculares lucen los nuevos Reverso de Jaeger-LeCoultre

Compartir

Harto de no poder usar su reloj cuando jugaba a polo, un oficial británico hizo un llamado desde India para que alguno de los expertos suizos en relojería creara algo que protegiera su guardatiempos de la furia que acontece en cualquier partido de polo.

Quién escuchó la petición fue la marca de Alta Relojería Jaeger-LeCoultre y fue así como se creó el modelo Reverso. Una pieza que rápidamente se volvió un emblema.

Durante el SIHH 2019 hubo tres modelos que sin lugar a dudas nos robaron el aliento.

Reverso Tribute Small Seconds

Una pieza que destaca por diseño depurado y el tono audaz de la esfera, que además se presenta con un brazalete realizada por la ilustre Casa Fagliano.

Y es ese color definido como vino, burdeos, carmín, berenjena, rojo oscuro, profundo, fascinante… Sin duda, el color que mejor le va. Un color fuego que inspira a los maestros relojeros y artesanos de Jaeger-LeCoultre, así como a los amantes de objetos hermosos, que en su mayoría suelen ser coleccionistas de relojes Reverso.

Sobre ese color destaca también la sobriedad de los detalles con godrones emblemáticos, agujas dauphine, índices aplicados a mano, segundero pequeño en una ventanilla situada a las 6 horas, y funciones animadas por un movimiento mecánico de cuerda manual, el calibre Jaeger-LeCoultre 822/2 completamente diseñado,

Reverso Tribute Duoface Fagliano Limited

Su solo nombre encarna una promesa, la del ingenioso concepto Duoface que Jaeger-LeCoultre desarrolló en 1994 especialmente para el Reverso. Esta proeza relojera de alta precisión significó una revolución aclamada por todos los amantes de los mejores movimientos mecánicos.

Se trata de dos husos horarios en dos esferas distintas animadas por un solo movimiento, el calibre Jaeger-LeCoultre 854A/2, alojado en una caja de 10,3 milímetros de grosor. Por el lado anverso, se puede ver el segundero pequeño en una ventanilla a las 6 h. Por el lado reverso, un indicador día/noche muestra las horas diurnas o nocturnas del país de origen.

La pieza es tan exclusiva que solo se distribuye en las boutiques y sólo se han hecho 100 piezas.

Reverso One Duetto

Esta pieza es fundamentalmente femenina gracias al excelente uso del oro rosa. Este brazalete, con acabado satinado ligeramente brillante, adopta un hermoso color rojo intenso, burdeos o granate según el gusto del usuario, y realza todos los tonos de piel.

Un auténtico reloj joya que destaca por la hilera de diamantes talla brillante que adornan ambos lados de la caja. Además, un juego doble de agujas animado por un mismo movimiento, el calibre Jaeger-LeCoultre 844 lo hace una pieza perfecta hecha para las mujeres que saben apreciar la belleza y la precisión.