Ya nos vimos manejando el mejor deportivo para calle que Lotus ha creado: Lotus Emira

Lotus cierra con broche de oro un capítulo importante en su historia y a juzgar por sus planes vienen a darle un enfoque renovado a la marca con la despedida de sus motores de combustión. Mientras tanto le da la bienvenida a su nuevo integrante: el Lotus Emira.

Pensar en el fabricante de autos ingles es hablar de autos ligeros, ágiles y con una sensación única de ser uno con el vehículo. Sus creaciones son pensadas para aquellos que aman ir detrás del volante y sentir la adrenalina de un coche veloz.

El sucesor del Elise, Exige y Evora estrena hasta el más mínimo de sus detalles y es el primer modelo de la marca en más de una década, éste compartirá escenario con el Lotus Evija, el hiperdeportivo completamente eléctrico de la casa.

De exterior a interior

Significativamente más grande que otros modelos de la marca, el Emira es 157 kilos más pesado que los modelos anteriores y 60 centímetros más largo, algo que, aunque va en contra de la filosofía de la marca de hacer auto ligeros, continúa con la promesa de brindar mayor aplomo en la carretera.

Lotus Emira

Al interior Lotus se encargó de hacer un panel de instrumentos que fuera apto para el día a día y la movilidad moderna, es compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

Los asientos tienen cuatro puntos de ajuste, pero existe la posibilidad de pedir asientos deportivos premium con 12 puntos hechos específicamente para este modelo. Detrás de los asientos hay espacio para 208 litros de carga y un maletero de 151 litro con capacidad para una maleta.

Debajo del capo puede ir un motot de cuatro cilindros de 2.0 litros y la segunda opción en un V6 turbo de 3.5 litros. La potencia sería de 365 y 405 CV, pero no ha especificado que motor corresponde a cada cifra.

En temas de potencia su velocidad punta es de 290 kilómetros/hora y acelera de 0 a 100 km en 4.5 segundos.

El precio rondará los 72 mil euros para la variante más accesible, es decir más de un millón y medio de pesos. Ya se pueden apartar y se espera que las primeras unidades lleguen con su dueño durante el verano del 2022.

Pixel Pixel