Volvo C 40 Recharge, más que un auto eléctrico, una utopía ecológica sobre ruedas

El primer paso lógico de la industria automotriz hacia la sustentabilidad tenía que ser el reducir las emisiones que genera el uso de los autos y por eso se ha ido acelerando su electrificación, sin embargo, el problema que se enfrenta en materia de contaminación es tal, que se tenía que hacer más, mucho más. Y un ejemplo de lo que se puede lograr es precisamente el nuevo Volvo C40 Recharge, que más allá de ser el primer pure-electric de la armadora sueca, representa una utopía ecológica en cuatro ruedas.

Hoy, en el marco del Día Mundial de la Madre Tierra destacamos lo que este vehículo recién presentado en México tiene para ofrecer a los fanáticos de la velocidad y la ecología.

La sustentabilidad en el nuevo Volvo C40 Recharge

Lo primero a destacar del Volvo C40 Recharge es, por supuesto, que se trata de un vehículo completamente eléctrico, alineado con el objetivo de electrificación total de la marca hacia 2030 y con la iniciativa de la Comisión Europea que planea eliminar por completo la gasolina y el diésel en 2035.

Y para los que dudan todavía de la viabilidad de un auto eléctrico en estos tiempos, Volvo otorga razones de peso para creer, pues su potencial y autonomía supera a muchos autos de combustión interna.

Aguanta hasta 444 kilómetros sin recargar. Y cuando se enchufa, le bastan sólo 40 minutos para recuperar hasta un 80% de batería.

Fotos: Volvo

Además, ya que entramos a este tema, cabe señalar que en Volvo están comprometidos con la trazabilidad total y la transparencia de la cadena de suministro de sus baterías, para garantizar que se han obtenido de manera responsable. De hecho fue el primer fabricante de automóviles en introducir la tecnología blockchain en toda su cadena de suministro de cobalto. “Blockchain, junto con la inspección en los sitios de la mina, el rastreo por GPS, el escaneo de entrada y salida, los proveedores de logística verificados, el reconocimiento facial, las verificaciones de identificación y el seguimiento del tiempo, aumentan significativamente la trazabilidad del cobalto desde la mina hasta la fábrica de automóviles”, según lo explica la marca en su sitio.

Un interior libre de piel

Pero más allá de su motor y su batería destaca que el nuevo Volvo C40 Recharge es el primer vehículo de la marca con interior 100% libre de piel, incluyendo el volante, palanca de cambios y tapicería. Una interpretación nueva y más respetuosa del lujo que para nada parece estar pelada con la sustentabilidad.

El nuevo Volvo C40 Recharge reinventó el uso de plástico reciclado en las alfombras interiores, la consola del piso y las inserciones de las puertas.

Y para terminar de emanorarse de su interior hay que hablar de su conectividad que mediante tecnología inteligente nos permite llegar no solo más lejos, sino más cómodos y mejor comunicados.

Y es que el Volvo C40 Recharge incorpora a Google, que te permite estar continuamente conectado mientras disfrutas de conducir un auto con un espíritu sustentable. Más información en este enlace.

Pixel